Miguel-Ángel-Millán-Sagrera-p

Miguel-Ángel-Millán-Sagrera-p

Otros Deportes

Prisión sin fianza para Miguel Ángel Millán tras la denuncia de un segundo menor

La jueza del juzgado de instrucción número 2 de Tenerife considera que existe riesgo de fuga por parte del exentrenador de atletismo.

Noticias relacionadas

María Celia Blanco Redondo, magistrada del juzgado de instrucción número 2 de Tenerife, decretó este lunes que Miguel Ángel Millán entre en prisión sin fianza a raíz de las denuncias de presuntos abusos sexuales a menores que pesan sobre el entrenador de atletismo, tal y como informa el Diario de Avisos.

En este caso, un segundo menor se ha sumado a la denuncia presentada este verano acusando a Millán de abusar de él cuando era menor de edad, entre 2015 y el año pasado. En la primera denuncia, un antiguo pupilo del técnico acusó a Millán por el mismo motivo, por lo que fue detenido.

Según el auto de la jueza, la prisión incondicional se antoja necesaria ante el riesgo de fuga del acusado, quien ha pasado los últimos años entrenando entre Tenerife y Alhama de Murcia y posee una vivienda en Marruecos. A sus 66 años, Millán era el responsable hasta el pasado diciembre -cuando se conoció el caso- de las pruebas combinadas de atletismo en la federación. 

Entre acusaciones de abusos y pornografía infantil

La Policía ya investigó el contenido de sus ordenadores personales y el de algunas fotografías que también recogieron en el domicilio de Millán, después de que en su testimonio un joven reconocieses que el técnico le había invitado a ver pornografía infantil en su casa. El testimonio de otros atletas, como el del medallista olímpico en Barcelona 92' Antonio Peñalver, forzó a los jueces a profundizar en la investigación sobre Millán.

Y es que, desde un primer momento, el joven denunciante intentó conseguir que otros menores presuntamente agredidos por Millán se sumasen al caso. Hasta esta segunda denuncia, sin éxito, pues ninguno de los jóvenes a los que entrenó Millán a lo largo de su carrera quiso o se atrevió a dar el paso.

El caso, preescrito, lo reabrió en noviembre la jueza que lo instruye tras conocer que había más personas implicadas. Y, tras su declaración en diciembre, la policía detuvo a Millán. Ahora, la denuncia de otro joven tinerfeño motivó que tanto la Fiscalía como el juzgado reconsiderasen la decisión de dejarle en libertad condicional que se tomó el pasado mes de diciembre.