Entrenadores españoles en el Mundial de balonmano.

Entrenadores españoles en el Mundial de balonmano.

Otros Deportes

La auténtica selección española de balonmano está en el banquillo

Seis de los 24 equipos del torneo son dirigidos por técnicos nacionales: Jordi Ribera, Valero Rivera, Talant Dujshebaev, Antonio Carlos Ortega, Mateo Garralda y Xavi Sabaté.

Noticias relacionadas

Algo seguirá haciendo bien nuestro balonmano a nivel técnico cuando una cuarta parte de las 24 selecciones que compiten en el Mundial de Francia son dirigidas por entrenadores españoles: Jordi Ribera (España), Valero Rivera (Catar), Talant Dujshebaev (Polonia), Antonio Carlos Ortega (Japón), Mateo Garralda (Chile) y Xavi Sabaté (Hungría). Este momento dulce en los banquillos ya no sólo se demuestra en las Final Four europeas (dos de los tres preparadores nacionales en la de 2015 repiten en esta cita mundialista), sino que se extrapola al globo entero.

Cuatro de estos técnicos pasaron por el Barça durante su trayectoria, con un palmarés conjunto que asusta: 36 ligas, 23 Champions, tres oros mundiales, seis medallas olímpicas y nueve preseas europeas entre otros logros. Sabaté es el más desconocido de un grupo en el que sólo Ribera no es exjugador y con unos cuantos éxitos pasados y presentes en el 40x20. Sin duda, su deporte les ha sonreído.

Jordi Ribera

Jordi Ribera dirigiendo a España.

Jordi Ribera dirigiendo a España. Vincent Kessler Reuters

El nuevo seleccionador español comenzó su carrera en los banquillos en 1984. El equipo al que dirigió durante más tiempo fue el Balonmano Gáldar (de 1992 a 2003, anteriormente entrenó al Sarriá y el Arrate). Después de pasar por el Bidasoa en el curso 2003-2004, llegó su etapa más conocida al frente de un club en el Ademar León (2007-2011). Durante la misma, conquistó la Copa ASOBAL de 2008 frente al poderoso Barça. Su equipo puso el asterisco al dominio del conjunto azulgrana y del extinto Ciudad Real en cuanto a títulos cosechados en los últimos años.

A nivel de selecciones, Ribera es el principal culpable de la gran mejoría de Brasil. Al frente de este combinado de 2005 a 2008 y de 2012 a 2016, condujo a los brasileños a dos Juegos Olímpicos (cuartos de final en Río 2016) y cuatro Mundiales. Antes, lideró a Argentina en el curso 2004-2005. Por ahora, el técnico catalán no conoce la derrota al frente de la selección española en el grupo B (Eslovenia, Macedonia, Islandia, Túnez y Angola como acompañantes).

Valero Rivera

Valero Rivera en acción dirigiendo a Catar.

Valero Rivera en acción dirigiendo a Catar. ETIENNE LAURENT EFE

Después de ganar ocho títulos como jugador en el Barça entre 1971 y 1983, el preparador aragonés se convirtió en uno de los mejores entrenadores de siempre también en el conjunto azulgrana. No es para menos con 75 entorchados en su haber entre 1983, nada más retirarse, y 2003. También dirigió a España en dos etapas. En la primera, en 1993, pasó casi de puntillas. Durante la segunda, de 2008 a 2013, conquistó un bronce mundialista en 2011 y, sobre todo, el segundo Mundial para el balonmano español en 2013.

Rivera empezó a dirigir a Catar justo después de lograr ese oro con España, en una primera experiencia en el extranjero también bastante satisfactoria. A pesar de la polémica por sus numerosos jugadores nacionalizados, la selección catarí logró la plata en el último Mundial de 2015, y como anfitriona. Ahora mismo, es cuarta de un grupo D que comparte con Suecia, Dinamarca, Egipto, Argentina y Bahrein. Como curiosidad, Rivera entrenó a Garralda, Ortega y Sabaté.

Talant Dujshebaev

Talant Dujshebaev dirigiendo a Polonia.

Talant Dujshebaev dirigiendo a Polonia. STEPHANE MAHE Reuters

¿Una misma persona puede ser a la vez uno de los mejores jugadores y entrenadores de todos los tiempos? Sí, y el patriarca de la saga del balonmano por excelencia lo demuestra. Ganó absolutamente todo título de enjundia durante sus años dentro de las pistas tanto en clubes (Rusia, España y Alemania) como en selecciones (URSS y España). Fuera de ellas, prácticamente lo mismo, con una etapa al frente del Ciudad Real/Atlético de Madrid (2005-2013) todavía añorada hoy.

Después de abandonar nuestro país, Dujshebaev pasó a dirigir al Kielce polaco, con el que también lo ha ganado todo, incluida la última Champions. No ha tenido tanta suerte a nivel de selecciones. Su etapa con Hungría entre 2014 y 2016 no cuajó, quedándose a las puertas del último bronce olímpico con Polonia. Encuadrados en un grupo difícil como el A (Francia, Rusia, Japón, Brasil, Noruega), los polacos están fuera de los octavos de final en estos momentos.

Antonio Carlos Ortega

Antonio Carlos Ortega dirigiendo a Japón.

Antonio Carlos Ortega dirigiendo a Japón. STEPHANE MAHE Reuters

Como jugador, se convirtió en uno de los máximos goleadores de la historia de la Liga ASOBAL tras militar en el Maristas Málaga (1990-1994) y en el Barça (1994-2005). Destaca su etapa en el conjunto azulgrana, la del 'Dream Team', en la que ganó seis Copas de Europa, seis Ligas y cuatro Copas entre otros títulos. También logró el bronce olímpico de Sídney 2000 con España, además de una plata y un bronce europeos.

Su carrera en los banquillos arrancó en 2005 en el Antequera. El buen papel que realizó en su tierra, logrando ascender a la máxima categoría al club, acabó llamando la atención del Veszprem húngaro en 2012. Allí dominó las competiciones domésticas y llevó a su equipo hasta la final de la Champions, aunque acabó destituido en septiembre de 2015.

A partir de entonces, se comprometió con la selección de Japón y con el Kolding danés. Haber clasificado al conjunto nipón para el Mundial después de perderse las dos últimas ediciones ya es todo un triunfo: cuenta todos sus partidos por derrotas hasta ahora en el grupo A.

Mateo Garralda

Mateo Garralda celebra la victoria de Chile ante Bielorrusia.

Mateo Garralda celebra la victoria de Chile ante Bielorrusia. CHARLES PLATIAU Reuters

Otra leyenda del balonmano español, viejo compañero de pista de Ortega y Dujshebaev. Su entidad queda demostrada al repasar la lista de los otros clubes a los que defendió: Granollers, el Atlético de Madrid primigenio, Teka Cantabria, Portland San Antonio, Ademar León, Kolding y Guadalajara. Con seis Copas de Europa y ocho ligas en su haber, levantó como capitán el primer Mundial que conquistó España en 2005. Con la selección ganó hasta siete medallas más.

Ya en los banquillos, Garralda ha dirigido al Guadalajara (2012-2014) y al Stiinta Dedeman Bacau rumano (2014) a nivel de clubes. En cuanto a las selecciones, entrenó a Puerto Rico en 2015 y ahora tiene el reto de hacer historia con Chile. Vigente subcampeón del último Torneo Panamericano, su equipo está en el grupo C junto a Alemania, Croacia, Hungría, Bielorrusia y Arabia Saudí. De momento, el objetivo de estar entre los 16 mejores equipos del torneo aún está al alcance del navarro y los suyos.

Xavi Sabaté

Xavi Sabaté dirigiendo a Hungría.

Xavi Sabaté dirigiendo a Hungría. YOAN VALAT EFE

Es el entrenador más joven (40 años) y menos conocido de los reseñados aquí. Con una trayectoria como jugador en la que sobresale su paso por el Barça, ha ganado notoriedad como técnico en Hungría. Llegó a la selección magiar de forma temporal en 2016 y acabó quedándose, al menos, hasta que concluya este Mundial. 

Antes, fue ayudante de Antonio Carlos Ortega, destacando su dupla en el Veszprem, al que Sabaté dirige desde que su superior fue destituido en septiembre de 2015. De momento, su equipo, a pesar de la irregularidad mostrada, está en la pelea por ser una de las clasificadas del grupo C.