Marta Mangué dispara a puerta.

Marta Mangué dispara a puerta. EFE

Otros Deportes

España, condenada a no fallar tras caer ante Suecia

La selección de balonmano femenino perdió su primer partido ante las anfitrionas (25-19) y está obligada a ganar a Serbia o Eslovenia para lograr el pase.

Es una derrota, tan solo una y contra Suecia, la anfitriona (25-19), pero condiciona el futuro próximo. España, desde hoy, está obligada a ganar. Tendrá que hacerlo contra Serbia y Eslovenia. No le queda otra si quiere estar en la siguiente fase con puntos suficientes como para llevar una renta que le permita luchar por las medallas. Ya está, toca asumirlo y crecer olvidando lo vivido. Es lo único que puede hacer España. O, mejor dicho, las ‘Guerreras’, que por algo tienen un apelativo que les tiene que servir para levantarse. Así lo han demostrado en otras ocasiones, y así les toca esta vez. Eso sí, se anticipa un Europeo complicado. Eso, a estas alturas, es una certeza y como tal hay que afrontarla.

Había muchos motivos para pensar que la selección no lo iba a tener fácil. El primero, que era inevitable que España comenzara el torneo con el recuerdo muy vivo de la eliminación ante Francia en los Juegos y en el Mundial. Y el segundo, que debutaba frente a la selección anfitriona, Suecia, con un estadio abarrotado. Es decir, que España, como reconocía Carmen Martín en la previa, iba a tener sólo cinco minutos para estar nerviosa. Y luego, a partir de ahí, tendría que ponerse el mono de trabajo y currar. No le quedaba otra, y así fue.

La selección de Jorge Dueñas apretó desde el primer momento. Se quitó los nervios en el vestuario y entró al campo mirando de tú a tú a las anfitrionas. Intercambió goles, mantuvo el tipo en defensa y a raya a las suecas. Pero, pasado ese tiempo, encajó un parcial de 12-8 a los 20 minutos de juego, con 8 pérdidas de balón y Hagman a lo suyo. Es decir, marcando goles (cuatro de cuatro). Y con España, por otra parte, sostenida por Silvia Navarro y Sandy (3 de 3). Y así consiguió llegar al descanso con un 14-10 y una remontada que nunca se llegó a perfilar.

España, de nuevo, nada más comenzar la segunda parte, encajó dos goles (16-10), pero reaccionó a tiempo. Lo hizo con dos tantos de Carmen Martín y otro de Mireia. Y, también, obviamente, con Silvia Navarro a un nivel superior (10-28 en paradas en el minuto 35). Sin embargo, tras ese arrebato, la selección de Jorge Dueñas se dejó caer. Suecia apretó y se marchó a siete de distancia, con Hagman aumentando su cuenta de resultados (5 de 6). Y a partir de ahí poco pudieron hacer las ‘Guerreras’.

Esta derrota condena a España a ganar sus dos próximos partidos ante Serbia (martes, 18:30 horas) y Eslovenia (jueves, 18:30 horas) para clasificarse y llevar una renta suficiente de puntos al siguiente grupo. Con una mala noticia, su derrota ante Suecia, previsible antes de comenzar el torneo; y dos buenas nuevas, el partido de Carmen Martín (7 de 9, máxima anotadora del encuentro) y el estado de forma en el que se encuentra Silvia Navarro, siempre a un nivel excelso. A partir de ahí, sólo queda crecer. En cualquier caso, partido a partido. No queda otra.