Márquez y Lorenzo estrechan sus manos en la presentación del Repsol Honda Team, en Madrid.

Márquez y Lorenzo estrechan sus manos en la presentación del Repsol Honda Team, en Madrid. Efe

MotoGP

Márquez: “No me gusta lo del ‘Dream Team’, hay que ganárselo en la pista”

Repsol y Honda celebran 25 años de alianza con el mejor equipo de la historia integrado por Márquez y Lorenzo, que juntos suman 12 títulos de campeón

La alianza ente Honda Racing Corporation (HRC) y Repsol alcanza este temporada 25 años de estrecha colaboración. La sede en Madrid de la compañía petrolífera, implicada en el patrocinio deportivo desde hace 50 años, ha sido el escenario elegido para presentar el Repsol Honda Team o, como todo el mundo ha bautizado, el Dream Team. Un equipo de ensueño integrado por Marc Márquez y Jorge Lorenzo, los dominadores de la última década del Campeonato del Mundo de MotoGP y que juntos suman 12 títulos de campeón del mundo. Al lado, otra pareja de ensueño que dio al equipo seis coronas de 500cc en la década de los años 90. “Casi no puedo ni respira. Como me hagáis volver para el 50º aniversario, no entraré en este mono”, ha bromeado Mick Doohan junto a Álex Crivillé, al que le quedaba impecable. “El pasado con Mick fue alucinante, pero el equipo que ha formado Honda este año es fabuloso. El presente es envidiable, a cualquier piloto le gustaría estar este equipo”, ha señalado el primer español campeón del mundo de la categoría reina.

Doohan, Márquez, Lorenzo y Crivillé, en la presentación del Repsol Honda Team.

Doohan, Márquez, Lorenzo y Crivillé, en la presentación del Repsol Honda Team. Efe

Márquez, que el pasado mes de diciembre pasó por el quirófano para corregir los problemas de dislocación que arrastró en su hombro izquierdo a lo largo de 2018, ha vivido un invierno atípico. “Ha sido el más aburrido de mi vida. Ha tocado sacrificarme para recuperarme. Cuando me operaron, la cosa estaba peor de lo que esperábamos. La recuperación, por mucho que fuerces, te pide un tiempo. Ya está casi listo. He empezado a hacer gimnasio y fuerza. Lo he pasado mal. Tuve dos semanas que dolía mucho. Para que yo pidiera quedarme en el hospital dos días… He tenido lesiones, pero siempre mejoraban. Ya que el otro [Lorenzo] está lesionado, al menos habrá que ir a Sepang a probar las piezas”, ha bromeado el vigente campeón del mundo de MotoGP, cuyo objetivo pasa por comenzar la temporada, el próximo 10 de marzo, al 100%.

La lesión de Lorenzo requiere más tiempo, por eso se perderá el primer test de pretemporada en el circuito malasio dentro de dos semanas. “Quince días es un plazo muy corto de recuperación. Hay situaciones inesperadas que tienes que afrontar de la mejor manera posible y ser positivo. El escafoides es uno de los huesos más complicados de recuperar. Por suerte, hoy en día tenemos una tecnología muy avanzada que te permite reducir los plazos. Tenía que operarme sí o sí, y de esta manera me pierdo Sepang pero la idea es poder estar listo para Qatar”, ha explicado el mallorquín en su primera comparecencia pública como piloto del Repsol Honda.

Es aún pronto para hablar de la adaptación, pero la Honda gira muy bien. El grupo humano me gusta mucho y, además, y me han dado una bienvenida muy cálida. Lo primero que quiero es recupérame, y después demostrar que somos ese Dream Team del que la gente habla”, ha añadido Lorenzo, que para enfundarse en el mono tuvo que recurrir a las tijeras para poder hacer hueco a la escayola que porta en el brazo izquierdo.

A Márquez la etiqueta de Dream Team no le hace ninguna gracia. “No me gusta lo del Dream Team, hay que ganárselo en la pista. Eso habrá que decirlo cuando hayamos ganado algo en los circuitos. Estar en este equipo exige luchar por victorias, podios y el campeonato. Los resultados son los que mandan”, ha zanjado el vigente campeón.