Jorge Lorenzo junto a Ramon Aurín, su ingeniero de pista en el equipo Repsol Honda.

Jorge Lorenzo junto a Ramon Aurín, su ingeniero de pista en el equipo Repsol Honda. Repsol

MotoGP

Lorenzo se pierde el primer entrenamiento de pretemporada en Sepang

El piloto de Honda ha sido operado de la fractura en el escafoides de su muñeca izquierda, producto de una caída cuando entrenaba en Verona.

Las alarmas saltaron el pasado sábado por la tarde cuando Jorge Lorenzo acudió a las urgencias de la Clínica Pederzoli, en Peschiera del Garda (Verona), porque se había fracturado el escafoides de su mano izquierda tras sufrir una caída cuando entrenaba en un circuito a las afueras de la ciudad italiana. El piloto español de Honda viajó el domingo a Barcelona y este lunes ha sido intervenido en una operación en la que se le ha insertado un tornillo de titanio insertado a través de una técnica mínimamente invasiva.

Jorge Lorenzo, tras ser operado de una fractura en el escafoides de su muñeca izquierda.

Jorge Lorenzo, tras ser operado de una fractura en el escafoides de su muñeca izquierda.

Lorenzo deberá permanecer ingresado 24 horas y, tras cuatro días de reposo, podrá comenzar el trabajo de fisioterapia. El equipo ha confirmado su presencia en la presentación del Repsol Honda, este miércoles en la sede de la compañía petrolífera en Madrid, a la que también acudirá Marc Márquez. El vigente campeón del mundo de MotoGP se recupera de la operación llevada a cabo en el hombro izquierdo el pasado mes de diciembre para corregir los problemas de dislocación que arrastró a lo largo de 2018. Como él mismo ha confesado, no llegará al 100% al primer entrenamiento de pretemporada en el circuito malasio de Sepang, los próximos días 6, 7 y 8 de febrero.

En este test no estará presente Lorenzo para poder recuperarse plenamente de la lesión. Su objetivo ahora pasa por llegar a tiempo a los entrenamientos programados en el circuito qatarí de Losail, los días 23, 24 y 25 de febrero.

El piloto español ya fue intervenido de esta misma mano el pasado mes de octubre, tras lesionarse al sufrir una fuerte caída durante la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Tailandia. Después 20 días, Lorenzo pasó por el quirófano para solucionar una lesión en el ligamento de la muñeca izquierda, lo que le impidió finalizar la temporada a pleno rendimiento.

Este nuevo contratiempo llega cuando restan dos semanas para el primer entrenamiento de la pretemporada 2019. Lorenzo probó la Honda RC213V el pasado mes de noviembre, primero en los tests oficiales celebrados en Valencia y pocos días después en unas pruebas privadas que Honda celebró en Jerez.