Marc Márquez lidera las primeras vueltas de la carrera disputada en el circuito de Sachsenring

Marc Márquez lidera las primeras vueltas de la carrera disputada en el circuito de Sachsenring EFE

MotoGP Motor

El campeonato más apretado de MotoGP en los últimos años: cinco pilotos separados por 26 puntos

Márquez y Maverick, primero y segundo, están a cinco puntos. “Es vital no volverse loco y correr con inteligencia”, analiza el nuevo líder del campeonato. 

Elena Isardo

Asegura el nuevo líder de MotoGP que para conquistar el título esta temporada hay que saber tener mucha paciencia. Un temple del que él puede dar buena cuenta porque tres carreras atrás estaba a 37 puntos del liderato y ahora comienza las vacaciones veraniegas en lo más alto de la tabla, tal y como predijo Santi Hernández, su jefe de mecánicos en el equipo Repsol Honda.

“Es vital no volverse loco. Es muy importante saber cómo es el circuito, cómo se adapta tu moto a él y, ya en carrera, valorar si puedes o no arriesgarte. No hablo de ser conformista, hablo de correr con inteligencia y con paciencia”, analiza Marc Márquez tras conquistar su segunda victoria del curso y la octava consecutiva en el trazado alemán de Sachsenring cuando el campeonato del mundo llega al ecuador de la temporada más apretada de la historia de clase reina porque entre él (primero) y el cuarto clasificado sólo hay una distancia de 10 puntos.

“Es la primera vez que cada vez que llegas a un circuito hay que empezar de cero porque no te sirve nada del GP anterior. La clave suele ser casi siempre el matrimonio de la pista con los neumáticos, más que tu moto o tu estilo de pilotaje. Esa dificultad provoca que una semana seas un fenómeno y la siguiente tengas pinta de fracasado. El rendimiento de las distintas motos es muy parecido este curso, además, algunas marcas van mejor en un circuito y en otro no tanto. Y el nivel de los pilotos es muy alto y hay pilotos que no nos esperábamos que fueran capaces de ganar”, argumenta Valentino Rossi, cuarto en la general, sobre las razones por las que se está viviendo una campaña tan apretada en la que el liderato ha cambiado de manos hasta en cinco ocasiones y cuatro pilotos distintos han comandado la general.

Sus dos victorias en las dos primeras carreras del curso permitieron a Maverick liderar la clasificación, pero tras su caída en Austin el liderato fue a parar a Rossi. El piloto español de Yamaha lo volvió a recuperar tras imponerse en Le Mans, pero tres carreras después recayó en manos de Andrea Dovizioso (Assen). El triunfo de Márquez en Sachsenring le convierte en el nuevo líder tras haberse disputado la primera mitad del campeonato.

“Pelear por el título es mucho más difícil de lo que esperaba. Empecé ganando dos carreras seguidas y con mis contrincantes que fallaban un poco, pero está siendo muy complicado. Después del error de Austin, de lo que pasó en Montmeló y en Jerez, perder esos 13 puntos que nos podía dar Assen fue una lástima y ahora podría estar liderando la general. Todo eso me hace entender mejor cómo competir y que muchas veces hay que guardar en vez de apretar al máximo”, reconoce Maverick, segundo en la clasificación y a sólo cinco puntos de Márquez.

“Es imposible hacer alguna previsión esta temporada. Hemos demostrado en cuatro pistas distintas que podemos ser competitivos, así que me siento muy tranquilo. A veces los neumáticos no funcionan para unos, otras a otros. Está todo muy abierto entre cuatro o cinco pilotos”, asegura Andrea Dovizioso, al que el liderato le ha durado siete días pero sólo seis puntos le separan de él.

A estos cuatro pilotos también se puede unir un quinto si sube de forma constante al podio, porque a Dani Pedrosa le separan 26 puntos de su compañero de equipo.