Marc Márquez celebrando su victoria en Alemania.

Marc Márquez celebrando su victoria en Alemania. FILIP SINGER EFE

MotoGP MOTOGP

Marc Márquez es el káiser de Sachsenring después de ocho victorias consecutivas

El piloto español, que desde 2010 siempre gana en el circuito alemán, pasa a liderar la general de MotoGP con cinco puntos de ventaja sobre Maverick Viñales, seis sobre Andrea Dovizioso y 10 sobre Valentino Rossi.

Elena Isardo

Antes de llegar al Gran Premio de Holanda, recibió un whatsapp en su móvil en el que Santi Hernández, su jefe de mecánicos, le decía que se marcharían de vacaciones con el liderato en el bolsillo. [Así te hemos contado el Gran Premio de Alemania con la victoria de Marc Márquez]

Un presagio que se ha cumplido tras la carrera del Gran Premio de Alemania porque Marc Márquez, el káiser de Sachsenring, ha sumado su octava victoria consecutiva en el trazado alemán y pasa a liderar la general de MotoGP con cinco puntos de ventaja sobre Maverick Viñales, al que ha recortado 42 puntos en las últimas tres carreras; seis sobre Andrea Dovizioso, que pierde el liderato; y 10 sobre Valentino Rossi.

El campeonato del mundo más apretado de la historia, porque entre el primero y el cuarto sólo hay 10 puntos, afronta el parón estival de un mes con el piloto del equipo Repsol Honda en lo más alto de la clasificación, tal y como predijo su jefe de mecánicos.

A Márquez, que tomó la salida desde la pole, pronto le salió un duro e inesperado rival. Jonas Folger, que partió desde la octava posición, pasó a liderar la carrera en la sexta vuelta después de deshacerse de Jorge Lorenzo en el tercer giro y conectar con las Honda de Pedrosa y Márquez. Con el piloto alemán en cabeza tras superar al español en la frenada de la curva 12, al vigente campeón del mundo del MotoGP le tocó apretar los dientes para ser capaz de seguir el endiablado ritmo del rookie del equipo Tech3 Yamaha.

Siguiendo la estela del alemán, Márquez aprovechó un error de su rival en la entrada de la curva 1 y al inicio del undécimo giro para superarlo y tomar el mando de la carrera mientras que por detrás Dani Pedrosa rodaba con comodidad en la tercera plaza y tres pilotos peleaban por una cuarta plaza que fue a parar a manos de Maverick.

El piloto español de Yamaha, que tomó la salida desde la undécima posición, consiguió escalar posiciones y contactar con el grupo donde se encontraban Dovizioso y Rossi hasta superarlos cuando restaban nueve vueltas para el final. Una remontada que le llevó a salvar los muebles para situarse a sólo cinco puntos de Márquez antes de las vacaciones de verano.