El McLaren de Fernando Alonso en una de las pruebas de este año del Mundial.

El McLaren de Fernando Alonso en una de las pruebas de este año del Mundial. REUTERS

F1

Hay esperanza para Fernando Alonso: McLaren tendrá un espectacular morro en Montmeló

El monoplaza del piloto español, que ha terminado en los puntos en las cuatro carreras anteriores, sufrirá grandes modificaciones que se estrenarán en el Gran Premio de España.

Tras cuatro carreras en las que ha exprimido al máximo al McLaren, Fernando Alonso tendrá al fin un coche mejorado y adaptado al 2018. Según se ha conocido estos días, la escudería británica presentará el MCL33 al completo, tal y como estaba previsto para esta temporada que aún no llegó en este Mundial.

Y lo más llamativo del nuevo McLaren será un "espectacular" morro para intentar mejorar el rendimiento del McLaren, que si bien no ha empezado mal la temporada (Fernando Alonso ha acabado en los puntos en las cuatro carreras y Stoffel Vandoorne siempre ha cruzado la línea de meta), no ha tenido el rendimiento esperado. Está muy lejos de los tres primeros equipos (Mercedes, Ferrari y Red Bull) y se ha quedado por detrás de otros en algunas carreras.

Según avanza la revista alemana Auto Motor und Sport, McLaren estrenará en el circuito de Montmeló un coche prácticamente nuevo, donde destacará el morro, que se cambiará por completo y el que se lleva trabajando desde hace meses, pero que no se ha podido estrenar hasta ahora. El diseño es bastante espectacular, con una mezcla de conceptos conocidos, pero combinados de forma única, asegura la revista. Y no solo será el morro lo que sea nuevo en el McLaren que se verá este fin de semana en Barcelona.

El monoplaza de Fernando Alonso sufrirá importantes cambios en alerones, deflectores, laterales, fondo plano, borde trasero o ventilación de frenos. En resumen, un McLaren nuevo para dar esperanza al futuro del piloto español, que a pesar de que ha cosechado buenos resultados (quinto en Australia y séptimo en Bahréin, China y Azerbaiyán), no ha logrado aún clasificarse para la Q3, última ronda de clasificación en la sesión decisiva del sábado para conocer las posiciones de parrilla.

Para todo ello, Mclaren ha tenido a un equipo de ingenieros trabajando cada día y de forma especifica en esta evolución. El trabajo en la escudería británica se dividió en dos grupos, uno que desarrollaba el coche para los test de pretemporada celebrados a finales de febrero y principios de marzo y otro que se dedicó a hacer pruebas con el motor Renault, nuevo este año en el McLaren. Este nuevo morro pasó los test de choque de la Federación Internacional de Automovilismo el 11 de abril, es decir, cuando ya se habían disputado dos carreras del Mundial.

Con estas modificaciones, se podría decir que el MCL33, el monoplaza de este año, se actualiza y entra en una segunda versión donde dejarán atrás definitivamente el MCL32, el coche de la pasada temporada. Es, todo ello, el coche que debería haber empezado la temporada en Australia, pero que no llegó a Melbourne (ni a las tres siguientes pruebas del Mundial) por problemas en las pruebas.

Al fin, al quinto Gran Premio del Mundial y en España, Fernando Alonso tendrá el que en principio debe ser el coche de este año, que se irá mejorando con las piezas que se vayan incorporando en este campeonato, el más largo de la historia con 21 carreras. Ya no será una evolución del coche del año pasado, sino uno nuevo para el actual.