Bottas, liderando la carrera con Vettel al fondo.

Bottas, liderando la carrera con Vettel al fondo. REUTERS

F1 GRAN PREMIO DE RUSIA

Histórica victoria de Bottas en un duelo de infarto con Vettel

El finlandés, que partía tercero, le ganó partida a los dos Ferrari tras una genial salida. Hamilton acabó desquiciado en cuarta posición y Carlos Sainz fue décimo.

"Después de cuatro carreras sabremos más sobre su futuro". Estas fueron las palabras que Niki Lauda pronunció a modo de velada advertencia hacia Valtteri Bottas hace apenas tres meses. Este domingo, el finlandés -que en febrero se veía como un 'parche', con contrato por un año y un rol claramente secundario en Mercedes- consiguió en el Gran Premio de Rusia su primera victoria en la Fórmula 1 después de una carrera espectacular y un duelo de infarto con el actual líder del campeonato, Sebastian Vettel. Kimi Raikkonen fue tercero y Hamilton, desquiciado, acabó en cuarta posición. [ASÍ TE CONTAMOS EL GP DE RUSIA DE F1]

En una carrera cargada de incidentes -desde el abandono en la vuelta de formación de Fernando Alonso hasta un Safety Car-, la lógica indicaba que los Ferrari dominarían de cabo a rabo y que tanto Bottas como Hamilton tendrían problemas para alcanzarlos. Sin embargo, una gran salida del segundo piloto de Mercedes le permitió sorprender a Vettel y Raikkonen y comandar la carrera desde el inicio. Algo que parecía tan extraño que Raikkonen llegó a preguntar a su box durante la carrera: "¿Qué demonios hace Bottas delante de mí?".

Acumuló suficiente ventaja como para entrar en boxes a cambiar neumáticos y salir por delante de Vettel cuando ambos hubieron hecho su parada. Sin embargo, el alemán, que montó gomas ultrablandas para la segunda tanda, se comió la diferencia en pocas vueltas. Bottas, con blandas, vio cómo a 10 vueltas para el final el Ferrari de Vettel se agrandaba en sus retrovisores.

Fue entonces cuando se vivió un duelo antológico, de los que hacen afición. Esta vez no era Michael Schumacher quien acechaba y Alonso quien cerraba todas las puertas; hoy la barrera que separaba a Vettel de la victoria no era física, sino invisible. Fue una lucha titánica para rebajar la diferencia con Bottas por debajo del segundo y situarse así en zona de DRS. Lo consiguió un par de veces y a falta de dos vueltas ya estaba encima del finlandés.

En esos giros, Bottas demostró más pericia de la que al principio de temporada le presuponía Lauda: se pegó literalmente a los doblados para aprovecharse él también del DRS y poder luchar de tú a tú con Vettel e, incluso, gestionó los adelantamientos a quienes llevaban vuelta perdida para que el alemán se los encontrase al final de cada recta y perdiese alguna décima extra. Precisamente eso ocurrió con Massa, al que el piloto de Ferrari recriminó que pudo haberle estrobado.

Al final, Valtteri Bottas cruzó la bandera a cuadros apenas medio segundo por delante de Vettel y logró su primera victoria en la Fórmula 1. Exactamente cuando el margen que marcaba Niki Lauda hace tres meses expiraba... Lo que queda por ver es si lo que demandaba el expiloto y actual accionista y asesor de Mercedes era que Bottas ganase carreras por delante de Lewis Hamilton.