El nuevo Mercedes W08.

El nuevo Mercedes W08. @ivanF1 Twitter

F1

El W08, la obra de arte de Mercedes para imponer el IV Reich en la Fórmula 1

Mercedes presenta en Silverstone un monoplaza que deja obsoletos a todos los competidores que han presentado su bólido hasta la fecha con una auténtica nave espacial.

Noticias relacionadas

El equipo Mercedes era un claro candidato al título desde la temporada pasada, nadie ponía en duda la capacidad de los alemanes de seguir siendo protagonistas con la nueva normativa de 2017. Lo que nadie se esperaba probablemente era que Aldo Costa y los suyos se habían anticipado a la NASA en sus descubrimientos y que el equipo alemán ha traído a la tierra una nave espacial que parece hecha con tecnología alienígena por lo extremo y sofisticado de sus soluciones.

¿Tenemos ya un coche campeón?

Horas antes de la presentación desde Force India advertían al mundo que la unidad de potencia de Mercedes de esta temporada representaba un paso adelante "sin precedentes". El motor teutón el año pasado fue capaz de llegar a los 1.000 CV de potencia en ciertas ocasiones, por lo que desde el equipo hindú lanzaban un aviso a navegantes preguntándose lo que los ingenieros de Mercedes habían sido paces de hacer durante el invierno.

La sorpresa ha venido durante el día de rodaje de televisión que el equipo ha preparado para mostrar al mundo su coche y, de paso, tenerlo a punto antes de llegar a España para ponerlo a prueba junto al resto de equipos. A Lewis Hamilton y Valtteri Bottas les ha tocado el Gordo de la Lotería de Navidad y el Sorteo del Niño de golpe con la nueva criatura que ha salido a la luz en Silverstone.

El monoplaza alemán es una obra de arte en todos los sentidos; una maravilla que ha dejado estupefactos a miles de seguidores que a través de las redes sociales anticipaban las primeras imágenes. Mercedes con su W08 pretende imponer al mundo el IV Reich jugándoselo todo con dos armas, un motor poderoso como nunca antes y una supremacía aérea que haga estériles todos los esfuerzos de Ferrari, Red Bull y McLaren por contrarrestar el potencial del ejercito alemán.

Morro largo que rompe el búnker del aire a más de 300 Km/h

La nueva Mercedes W08 clava su morro a tierra de forma contundente y neta sin renunciar al S-duck. El frontal se clava al suelo en una línea descendente neta desde el anclaje de la suspensión delantera hasta la punta del morro que soporta el enorme alerón delantero con punta de flecha.

La eficiencia aerodinámica comienza desde la punta de flecha de la parte frontal para dividir el aire en flujos separados con una doble misión. Por una parte, sortear las dos enormes 'cajas' que los enormes neumáticos delanteros suponen en cuanto a resistencia y freno aerodinámico se refiere. La segunda misión es conseguir que el resto del flujo aerodinámico alimente el fondo plano para que el difusor trasero pegue literalmente la parte posterior que debe descargar a tierra los más de 1.000 CV que el nuevo propulsor alemán podrá probablemente desarrollar.

Una escultura de 300 Km/h

La carrocería del nuevo W08 es una obra de arte de ingeniería y de aerodinámica que conquista no sólo por su belleza, sino por el refinado trabajo de un cuerpo que se ajusta a la mecánica como un vestido de lycra, marcando músculo, anticipando el potencial del salvaje motor híbrido que los alemanes han creado durante el invierno.

El Mercedes W08 parece una escultura de galería de arte. Las tomas de aire de los radiadores se minimizan notablemente para reducir la superficie que debe romper el muro que el aire crea a más de 300 km/h mientras que a la vez genera un flujo de corrientes que se deslizan por la musculosa tapa motor hacia la elaborada zona posterior del monoplaza alemán.

Zona Coca-Cola de cintura de avispa

La conocida como zona coca-cola es una de las más radicales y extremas nunca vistas en la historia de la Fórmula 1.

F1's Coke Bottle - Zona Coca Cola en un Formula 1

El logotipo de la marca de bebidas refrescantes parece calcado si se observa cómo se comprime toda la parte posterior hasta llegar a la parte final del monoplaza. La misión no es hacer publicidad a las sodas sino abrir el mayor paso al aire que recorre ordenadamente a altísima velocidad todo el 'cuerpo' del bólido.

Cornamenta vikinga para asustar al mundo

Una de las señas de identidad del nuevo Mercedes de Hamilton y Bottas viene de los cuernos situados por el ex-Ferrarista Aldo Costa por delante de la entrada de aire de los radiadores a ambos lados del cockpit del piloto.

El enorme trabajo aerodinámico del W08 hace parecer a los competidores presentados hasta la fecha como meras comparsas del siglo pasado. La refinada elaboración del conjunto de la suspensión delantera se refuerza por una cornamenta en forma de flecha que sinuosamente replica en paralelo el fondo del coche creando un canal por el que el viento se acelera de forma controlada hacia los laterales del coche y los tres deflectores laterales situados en los límites exteriores del coche.