Carlos Sainz, en una etapa del Rally Dakar

Carlos Sainz, en una etapa del Rally Dakar EFE

Motor RALLY DAKAR

Victorias de Sainz y Barreda en la décima etapa del Dakar neutralizada por fuertes vientos

El madrileño ha conseguido meterle 18 minutos a Al Attiyah, mientras que Alonso ha llegado a más de una hora.

Noticias relacionadas

Las fuertes rachas de viento obligaron este miércoles a cancelar la última parte de la décima etapa del Rally Dakar que ganaban los españoles Joan Barreda (Honda) en motos y Carlos Sainz (Mini) en coches.

Las malas condiciones meteorológicas sobre el desierto de Arabia Saudí no permitían las condiciones seguras para el vuelo de los helicópteros que supervisan el recorrido de la etapa y también dificultaba la visión de los vehículos sobre el terreno.

La etapa fue cancelada en el kilómetro 345 y ningún piloto hará los 175 kilómetros restantes entre los enclaves de Haradh y Shubaytah, dentro del "Cuarto Vacío" de Arabia, un gran desierto de 650.000 kilómetros cuadrados prácticamente deshabitado.

El momento en el que Fernando Alonso daba dos vueltas de campana

Sainz, hacia el triunfo

Carlos Sainz dejó este miércoles encaminada la consecución de su tercer Dakar. El piloto español partía con solo 24 segundos de diferencia sobre Nasser Al Attiyah (Toyota), sacó casi 18 minutos de ventaja al catarí y casi 12 al francés Stéphane Peterhansel en apenas 223 kilómetros de etapa, el punto donde se canceló el resto del recorrido, que inicialmente era de 536 kilómetros cronometrados.

Así, el madrileño afrontará las dos últimas etapas del Dakar con una ventaja en la clasificación general de más de 18 minutos sobre sus dos principales perseguidores.

El accidente de Alonso

Fernando Alonso (Toyota) sufrió este miércoles un vuelco durante la décima etapa del Dakar que le obligó a detenerse tras haber sufrido algunos daños en el vehículo.

El coche de Alonso dio un par de vueltas de campana al atravesar una duna en una zona de espectadores cuando apenas llevaba recorrido un kilómetro de los 345 que componían el tramo cronometrado del día.

El percance es todavía más serio si se tiene en cuenta que esta es la etapa maratón del Dakar, donde los competidores no disponen de sus mecánicos para reparar sus unidades y cualquier avería deberá ser solucionada por la tripulación del vehículo.

En caso de necesitar alguna pieza de repuesto que no tenga en su coche, deberá esperar al camión que haga de asistencia para el Toyota Hilux del piloto asturiano, lo que puede tardar varias horas en llegar.

Fernando Alonso marchaba en la décima posición de la clasificación general del Dakar, tras haber encadenado cuatro etapas seguidas donde había finalizado entre los diez primeros, incluido el segundo puesto de la octava etapa.

Es el segundo incidente importante que sufre Alonso en casi 3.000 kilómetros de rally después de que en la segunda etapa perdiese dos horas y media para reparar una rueda que se rompió al chocar con una piedra en mitad de una nube de polvo.

La mejoría de Barreda

Barreda consiguió así su primera victoria de etapa en este Dakar y la vigésimo cuarta en el rally, con lo que confirmó su buena reacción en esta segunda semana de carrera donde ha acumulado tres días consecutivos entre los tres primeros tras una primera mitad de la competición muy discreta.

Al castellonense le siguió en segunda posición a apenas un minuto el estadounidense Ricky Brabec, que mantiene la primera plaza de la clasificación general con una cómoda ventaja, y en tercer lugar quedó el argentino Kevin Benavides, con lo que Honda firmó un triplete en esta jornada.

[Más información: ¡Dos vueltas de campana! Así ha sido el accidente de Fernando Alonso en el Rally Dakar]