Leclerc con el Ferrari durante los entrenamientos de Montmeló (Barcelona)

Leclerc con el Ferrari durante los entrenamientos de Montmeló (Barcelona) Reuters

Motor FÓRMULA 1

Del 'sorpasso' de Ferrari al increíble McLaren: Barcelona marca el ritmo de la Fórmula 1

La escudería del Cavallino Rampante ha sido la que ha dado la sorpresa en Montmeló y el coche de Carlos Sáinz ha experimentado una mejora que invita al optimismo.

La temporada de Fórmula 1 ya ha echado a andar. Con la primera semana de entrenamientos completa, las escuderías comienzan a sacar las primeras conclusiones de cara al Mundial de 2019 que comenzará el próximo 17 de marzo y que este año celebra su 70ª edición.

Tras las primeras pruebas, los monoplazas ya han dado algunas pistas sobre el rendimiento que pueden ofrecer y se empieza a vislumbrar quién ha dado con la tecla correcta y quién debe modificar elementos del coche de cara a mejorar sus resultados en la competición.

Ferrari y el alerón revolucionario

El equipo que más satisfecho puede estar de estos primeros siete días es Ferrari. La escudería italiana se ha propuesto esta temporada dar un golpe encima de la mesa y hacer una revolución en su monoplaza.

El motor ha sufrido importantes cambios que le han dotado de mayor potencia y energía para poder correr más vueltas en carrera.  El equipo del Cavallino Rampante ha rozado las 600 vueltas en Montmeló (Barcelona). Junto con Haas y Alfa Romeo,  han sido los que más vueltas han dado (1.488). 

Sebastian Vette, de la escudería Ferrari, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1

Sebastian Vette, de la escudería Ferrari, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1 Albert Gea Reuters

Sin embargo, la gran revolución de la Scuderia se encuentra en la aerodinámica. El acierto de esta primera toma de contacto con los monoplazas se encuentra en el alerón que han montado Ferrari y Alfa Romeo.

Con los cambios en la normativa, los italianos han introducido un innovador alerón delantero en el SF90 que le permite rodar más rápido que los demás. Han conseguido diseñar una pieza que respeta el reglamento de 2019 y han eliminado numerosos flaps, lo que les hace ganar casi medio segundo por vuelta.

McLaren progresa 

Parece que en el box de la escudería británica ya llueve menos. El MCL34 consiguió un buen segundo puesto en la tabla clasificatoria de la segunda jornada. Pese a esta mejoría, la escudería de Zak Brown aún tiene recorrido por delante y son necesarios realizar cambios para poder competir al nivel de sus rivales. Carlos Sáinz dejó buenas sensaciones el pasado lunes en la primera sesión y Lando Norris certificó ese buen rendimiento al día siguiente. 

Carlos Sainz, de la escudería McLaren, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1

Carlos Sainz, de la escudería McLaren, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1 Albert Gea Reuters

Pese a los problemas extradeportivos que han tenido en McLaren –el pasado viernes sufrieron un incendio en el garaje-, pueden estar satisfechos viendo los resultados que cosecharon en el pasado Mundial. El monoplaza del equipo británico ha mejorado un 40% de efectividad, completando 445 vueltas frente a las 260 que completó el año pasado. Los dos pilotos han acabado satisfechos con la respuesta del coche en Montmeló.

Fernando Alonso podría poner su experiencia al servicio del MCL34. McLaren ya especuló con la posibilidad de que el asturiano se pusiese al volante del coche británico: "Fernando es parte del equipo. Tal vez venga la próxima semana", comentó Gil de Ferran, director deportivo de la escudería.  

Mercedes, a la espera de mostrar su potencial

Los alemanes siguen siendo los grandes rivales a batir. En esta primera toma de contacto, con los neumáticos duros han sido el equipo más competitivo de todos los de la parrilla. Valtteri Bottas y Lewis Hamilton, disimularon el potencial que pueden dar con una gran carga de gasolina que les hacía ser más lentos de lo que presumiblemente lo serán una vez arranque la competición.  Los dos pilotos han cedido el protagonismo de la sesión de entrenamientos a los Ferrari. 

Valtteri Bottas, de la escudería Mercedes, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1

Valtteri Bottas, de la escudería Mercedes, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1 Albert Gea Reuters

Mercedes es consciente de que le avala la buena temporada que realizó el pasado curso y no necesita demostrar sus avances al resto de escuderías. Los alemanes han optado por no mostrar su potencial y han sido, junto con Racing Point y Williams, los terceros que más vueltas han completado: 946.

Lo que se ha vislumbrado en los siete días de pretemporada en Montmeló ha sido la degradación de los neumáticos, algo que tendrán que corregir de cara a la segunda semana de pruebas. Aún así continúan siendo uno de los grandes aspirantes al título, aunque se intuye que encontrará en Ferrari un duro rival este año.

Honda: una grata sorpresa para Red Bull

Nico Hülkenberg ha sido el que mejores sensaciones ha dejado con Renault. El alemán registró el mejor crono de toda la semana, aunque lo cierto es que estos registros no son muy relevantes por las fechas en las que se producen, pero que sí debe llenar de moral a la escudería gala para seguir mejorando, todavía a la sombra de los tres grandes que dominaron la Fórmula 1 en 2018. 

Red Bull es el equipo que parece estar más dispuesto a pelear por las posiciones intermedias de los Grandes Premios. El éxito del equipo liderado por Christian Horner ha sido incorporar el motor Honda, en su primer año con los nipones, al chasis del RB15, de grandes dimensiones.

Max Verstappen, de la escudería Red Bull, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1

Max Verstappen, de la escudería Red Bull, durante los tests de Barcelona de Fórmula 1 Albert Gea Reuters

Su escudería 'hermana', Toro Rosso, también está encantada con Honda. Jody Key, director técnico del equipo, ha señalado que la compañía que desarrolla su motor “hizo un buen desarrollo el año pasado, encontraron muchos caballos y avanzamos muy rápido.

Desde esta época del año pasado, el motor ha dado un fantástico paso adelante”. Estas buenas sensaciones se pusieron de manifiesto con Kvyat, que marcó el mejor tiempo durante la tercera jornada.

Durante esta primera semana de pretemporada la estrategia y las cábalas para probar los monoplazas han cobrado una especial importancia. A partir de la segunda semana de pruebas se comenzará a ver cuál es el nivel real de los equipos, hasta el próximo Gran Premio de Australia, donde ya no se podrán reservar nada, porque cualquier despiste puede abrir diferencias insalvables en la clasificación.

[Más información: Los planes de Alonso para ayudar a Carlos Sainz en su aventura en McLaren]