Marc Márquez y Valentino Rossi, en una rueda de prensa.

Marc Márquez y Valentino Rossi, en una rueda de prensa. REUTERS

Motor MOTO GP

Márquez entierra el hacha de guerra: "Querría hacer las paces con Rossi"

Este fin de semana se disputa el Gran Premio de San Marino de Moto GP, una cita en la que Marc Márquez espera seguir aumentando su distancia en la clasificación a costa de un Valentino Rossi con el que espera rebajar tensiones en un futuro, según ha declarado el piloto español en una entrevista para TV8: "Yo querría hacer las paces con Valentino, no tengo ningún problema con él", reconoció el de Repsol Honda.

Además, Márquez lamentó que cuando la tensión entre ambos se había rebajado tuvo lugar el error del Gran Premio de Argentina, en el que el español tocó a Rossi y le provocó la caída: "Cuando en Argentina todo estaba más tranquilo, cometí un error, y por desgracia fue con Rossi. Fui penalizado, me quedé sin puntuar, pero aprendí. Luego fui a disculparme". Una disculpa que no se llegó a materializar, ya que el séquito de Valentino no dejó ni siquiera entrar Márquez en el box de Yamaha.

"No me gusta que me piten"

Márquez también reconoció que no le gusta los pitos que recibe por parte de los seguidores de Rossi cuando está en el podio y cree que deberían tener un mejor perder: "No, más que otra cosa, no me gustan. Es como con el fútbol. Yo animo al Barcelona, pero si alguna vez el Real Madrid gana y juega mejor aplaudo a los adversarios".

También añadió que deberían dejarse a un lado los colores y disfrutar más del espectáculo sobre la pista: "Si eres aficionado, te gusta ver adelantamientos y no los colores de quien corre, porque estamos en la pista jugándonos la vida".

Es por eso que el de Cervera pide respeto, aún después de la polémica que hubo hace justo un año en el Gran Premio de Misano, en el que Márquez acabó tirando besos a la grada con ironía: "Lo hice porque me pitaban. Siempre he pedido a mis seguidores que respeten a todos los pilotos porque después de una carrera va otra. La vida sigue. Sería bonito que corriéramos de blanco", aseguró el piloto español.