El casco con el que Oriol Servià disputará las 500 Millas de Indianápolis.

El casco con el que Oriol Servià disputará las 500 Millas de Indianápolis.

Motor 500 MILLAS DE INDIANÁPOLIS

Los insultos a Oriol Servià por usar el lazo amarillo en su casco: "Subnormal independentista"

Este miércoles Oriol Servià publicó en redes sociales su nuevo casco, con el que participará en las 500 millas de Indianápolis. Un diseño con el que vuelve a los orígenes y recupera motivos ya utilizados en el pasado. Sin embargo, el piloto catalán, que correrá la prueba de la IndyCar por 10ª vez en su carrera, ha incluido un nuevo detalle en su protección y eso le está pasando factura en las redes sociales.

Servià ha recuperado la bandera de Cataluña para su casco, la cuatribarrada amarilla y grana con las líneas prolongándose a lo largo de su cabeza. Además, en el lateral izquierdo del casco, como ya hiciera en 2010, aparece la cara de Salvador Dalí, uno de los artistas más universales de Cataluña y de España. Sin embargo, el detalle en el que todo el mundo se ha fijado ha sido un minúsculo lazo amarillo que aparece en la parta inferior trasera del mismo.

Con este gesto, Servià ha querido expresar su "desacuerdo con una prisión preventiva durante seis meses por un caso político". Se refiere el piloto a la prisión permanente en la que se encuentran Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y varios de los miembros del último Govern de la Generalitat, entre ellos Oriol Junquera o Raül Romeva. Un uso de su libertad de expresión que no ha sido muy bien recibido.

Hay muchos mensajes educados en los que sus propios seguidores en redes sociales le critican por su decisión de "mezclar deporte y política" o por lo -dicen- equivocado que está en defender a personas que están en la cárcela por haberse saltado la legalidad. Sin embargo, es en Instagram donde han llegado la mayor parte de los mensajes ofensivo.

"Un cerebro lavado más". "Ojalá te quedes el último de la carrera. Que tu casco te de 'suerte'". "PEDAZO DE SUBNORMAL INDEPENDENTISTA !!!!!!!". "Te seguíamos poca gente, ahora menos, ojalá no acabes". Son sólo algunas de las lindezas que le han regalado como respuesta a la publicación de su nuevo casco. Respuestas que, por cierto, no han hecho que el piloto catalán se replantee ni por un momento la posibilidad de quitar el lazo amarillo de su nuevo diseño.