Marco Asensio celebra con Carvajal su segundo gol al Betis en el Villamarín.

Marco Asensio celebra con Carvajal su segundo gol al Betis en el Villamarín. REUTERS

1ª División 24ª JORNADA DE LIGA

Marco Asensio demuestra su calidad y el Madrid exhibe orgullo en el Villamarín

Gran partido del mallorquín, que marcó dos goles vitales para que los de Zidane ganaran, remontando, al Real Betis (3-5). Encuentro de locura, con los sevillanos dando la vuelta al duelo y después el Madrid reaccionando.

Sevilla

El Real Madrid sigue siendo un misterio y, como todos los misterios, es muy difícil de explicar. Capaz de lo peor y de lo mejor, del suspenso y del sobresaliente, el equipo de Zidane pasó por todas las fases que un equipo puede vivir en un partido. Ganó al Real Betis tras ser remontado y remontar ellos después. [Narración y estadísticas: Real Betis 3-5 Real Madrid]

Quizá el Madrid deberá algún día estudiar la razón por la que puede sacar tanto de quicio a sus aficionados y después darles alegrías poco previstas. En un precioso Benito Villamarín, remodelado este año y siendo ya una de las joyas que tiene el fútbol español, marcó primero, se 'dejó' remontar y después acabó sentenciando a su favor. Pasó de una pésima primera mitad a una excelsa segunda parte. Las infinitas locuras del Real Madrid.

No ganarán los blancos, de azul en Sevilla, la Liga, pero su obligación es dar la cara allí donde vaya. A partir de ahora, las excusas no valen tras la demostración de fuerza al PSG. Si se quiere, se puede. Y ante el Betis tuvo las dos caras, la de pasotismo total tan habitual en esta Liga y la de equipo maduro, efectivo, en definitiva, la versión de equipo campeón que es.

Sergio Rramos marcó el gol del empate del Real Madrid.

Sergio Rramos marcó el gol del empate del Real Madrid. REUTERS

A la cabeza de este Madrid más orgulloso, con un punto más alto de compromiso, estuvo un Marco Asensio brillante. Tiene el mallorquín ángel y no verlo es una irresponsabilidad. Tras la exhibición en Champions, él quiso ser la cara visible del nuevo Madrid en el que algunos, futbolistas incluidos, no creen. Asensio marcó en el minuto 11 el 0-1 y en el 59' el 2-3. Estuvo siempre activo. Fue decisivo. Creyó en él y en su equipo. Es muy bueno.

No debe sentir el Betis que perdió, aunque en la realidad, claro, lo hizo. Creció para el futuro. Si hay paciencia, este proyecto pinta muy bien. Tras el 0-1, dio un auténtico meneo al Madrid, al que llegó a bailar. Comandado por un Joaquín inmenso, el equipo sevillano se fue creciendo hasta hacer soñar al Villamarín. Llegó a vibrar el estadio bético, que por momentos parecía caerse por la entrega de una afición admirable. El campo aguantó porque el Real Betis siempre aguanta. En las buenas y en las malas. Así ha sido toda su historia.

Mandi, con un cabezazo tras una jugada en línea de fondo, muy cerca de la esquina, de Joaquín (34'), y Nacho, cuatro minutos después, en propia puerta y tras un disparo del canterano Junior (que jugaba su segundo partido con el primer equipo), dieron la vuelta al partido. Fue el justo premio a un Betis valiente, aguerrido, que mezcló el corazón con la cabeza. Un Betis que fue Setién puro. Pasó de lo mejor a lo peor. Del dominio al descontrol.

Marco Asensio celebra su primer gol en el Villamarín.

Marco Asensio celebra su primer gol en el Villamarín. REUTERS

En el fútbol se han visto muchas cosas, por lo que la reacción del Madrid tras el descanso no debe ya sorprender. El Betis tuvo mal de alturas y al Real Madrid recuperó el orgullo. Con 2-1 en contra, su remontada fue muy meritoria, porque tal y como estaba el partido, se avecina hecatombe. Un portentoso cabezazo de Ramos. un precioso gol de Asensio, tras pase de Carvajal, y otro tanto de Cristiano sentenciaron el encuentro.

El Real Betis dio guerra hasta el final, marcó Sergio León en el 85', pero fue demasiado tarde. En el descuentó mató Benzema, que fue suplente, un encuentro de los de antaño. El Madrid resistió y se llevó tres puntos típicos de un equipo que gana la Liga. El problema del Madrid es que ya no tiene ninguna opción (sigue a 17 puntos de un Barcelona indestructible en todos los aspectos) y solo juega por orgullo. Por lo menos, en la Sevilla verdiblanca, demostró que lo tiene.

Ficha Técnica

Real Betis: Adán, Junior, Amat (Javi García), Bartra, Mandi, Barragán, Guardado (Sergio León), Fabían, Boudebouz (Tello), Joaquín y Loren Morón.

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo (Theo Hernández), Casemiro, Kovacic, Lucas Vázquez, Marco Asensio, Gareth Bale (Isco) y Cristiano Ronaldo (Benzema).

Goles: 0-1 Marco Asensio (11'). 1-1 Mandi (33'). 2-1 Nacho (p.p, 37'). 2-2 Sergio Ramos (50'). 2-3 Marco Asensio (59'). 2-4 Cristiano Ronaldo (65'). 3-4 Sergio León (85'). 3-5 Benzema (90+2').

Árbitro: Gil Manzano (colegio extremeño). Amonestó a Barragán y Junior (Real Betis) a Carvajal, Kovacic, Sergio Ramos, Bale y Casemiro (Real Madrid).

Estadio Benito Villamarín. 24ª jornada de Liga. Lleno total. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Nicolás Salas y Luis Cid.