Paco Jémez, en el partido Girona - Las Palmas.

Paco Jémez, en el partido Girona - Las Palmas. EFE

1ª División

Paco Jémez, en guerra con Rémy, jugador de Las Palmas: "Es un mentiroso"

El entrenador canario apartó al francés, el máximo goleador de su equipo, por motivos "deportivos y disciplinarios". El jugador dijo de Jémez que le había tratado "como si fuera un pedazo de mierda". 

Ha marcado un solo gol en tres partidos (con 12 tantos en contra) y solo ha tirado cinco a veces a puerta en esos encuentros, pero Paco Jémez es un entrenador con las ideas claras. El polémico entrenador canario descartó al delantero Loïc Rémy nada más llegar a Las Palmas pese a que el francés era el máximo goleador del equipo.

Paco Jémez aterrizó en Las Palmas con la guadaña y con el traje de militar puesto. Aseguró que iba a echar de la plantilla a aquellos que no le gustaran y que se ponía fin a la época en la que el entrenador era culpable. Ahora, según Jémez, si las cosas iban mal también los jugadores tendrían consecuencias.

Una de las primeras decisiones que tomó el técnico fue apartar de la plantilla a Rémy, el que era el máximo goleador de Las Palmas con cinco tantos en 12 partidos. Esta medida llevó a una mini-crisis entre el entrenador y la directiva que le acababa de fichar, ya que el presidente, Miguel Ángel Ramírez, pidió a Jémez que reconsiderara su decisión porque recuperar a Rémy en la plantilla sería "lo mejor" y ayudaría a "la unidad" que es lo que tanto necesita el conjunto canario.

Lejos de hacer caso a su presidente, Paco Jémez ha llamado este viernes "mentiroso" a Rémy, al que apartó en su momento por "motivos deportivos y disciplinarios", y ha explicado que dejar fuera al delantero francés se debió a que no cumplió "las normas establecidas". Rémy, según Jémez, llegó tarde en dos ocasiones, una en una cena y otra en una reunión en el estadio. "Cuando apareció, ni se presentó ni saludó", explicó Jémez.

Rémy, el jugador apartado por Paco Jémez.

Rémy, el jugador apartado por Paco Jémez. EFE

El técnico canario respondía así a los duros ataques del delantero, que reconoció llegar a tarde a la mencionada cena, pero añadió que eso "no es excusa para que el entrenador eche a dos jugadores de esa manera" (Jémez también apartó al marroquí Tannane). 

"No tuvo las suficientes pelotas para ponerse delante de mí y decirme por qué no me quería. El entrenador me trató como si fuera un pedazo de mierda", declaró Rémy en una entrevista a Las Provincias, en la que explicó que Jémez ni habló con él para comentarle que se quedaba fuera de la plantilla.

"El tema Rémy se acabó. Siempre se le ha tratado con respeto, le hemos intentado ayudar, pero no lo quiero tener aquí, le deseo que le vaya muy bien", comentó este viernes Jémez, que tiene un problema añadido: Las Palmas le ha dado siempre la razón a los jugadores y no a él, ya que la versión del club es que tanto Rémy como Tannane habían tenido un comportamiento "intachable".