Los jugadores del Betis celebran uno de los cinco goles al Sevilla.

Los jugadores del Betis celebran uno de los cinco goles al Sevilla. EFE

1ª División SEVILLA ES VERDIBLANCA

El Betis baila en el Pizjuán y machaca al Sevilla en el derbi seis años después

Espectacular duelo sevillano en Nervión con el equipo de Setién derrotando al Sevilla en una victoria histórica (3-5). Los béticos no ganaban el derbi en Liga desde mayo de 2012. La capital de Andalucía cambia de dueño futbolístico.

El mejor derbi sevillano del siglo dio un vuelco al fútbol de la ciudad. Al fin ganó el Betis, que derrota al Sevilla en Liga por primera vez en casi seis años y lo hace con una victoria de escándalo. En un partido vibrante que fue un canto al fútbol, los de Setién conquistaron el Pizjuán en un derroche físico y de goles. Cinco tantos verdiblancos en Nervión. ¡Qué derbi! ¡Viva Sevilla y viva el fútbol! [Narración y estadísticas: Sevilla 3-5 Betis]

Qué noche se va a vivir en la capital de Andalucía. Y qué resaca habrá este domingo, especialmente en la parte bética, que pueden sonreír, restregar a sus vecinos y celebrar la victoria después de muchos derbis aguantando ese arte andaluz por parte de sus rivales de ciudad. Ganó el Betis el derbi sevillano. No lo hacía desde mayo de 2012.

Y venció el Real Betis Balompié por la puerta grande, a lo Curro Romero, haciendo honor a un bético universal. En el derbi de los goles, de la emoción y del arte, los verdiblancos asaltaron el Ramón Sánchez Pizjuán con un partido que debe quedar ya en la memoria de todos los béticos. Un 3-5 para reflexionar en la parte sevillista (ay Montella...) y de celebración máxima en la bética. 

Cambió de dueño el derbi en el momento en el que llegó Quique Setién al banquillo del Betis. El técnico cántabro, con sus muchos aciertos y algún que otro fallo, modificó el guión de un duelo que en los últimos años se había asentado como propiedad del Sevilla: de los últimos ocho derbis, los de Nervión habían ganado siete. Los de Heliópolis solo consiguieron un empate en toda esta serie.

Los jugadores del Betis celebran un gol en el Pizjuán.

Los jugadores del Betis celebran un gol en el Pizjuán. EFE

Y los béticos solo habían marcado un gol en los últimos seis derbis ligueros. Y este sábado marcaron cinco en el Pizjuán en un encuentro loco, con ocho goles, dos palos y multitud de emociones de por medio. Hasta tres veces se adelantó el Betis (0-1, 1-2 y 2-3 y 2-4) pero el Sevilla nunca se dio por perdido, siempre a remolque pero empatando en dos ocasiones.

Tras una primera parte exquisita, con goles de Fabián Ruiz (0-1, a los 20 segundos), Ben Yedder (1-1), Feddal (1-2) y Kjaer (2-2), el derbi se decantó en el ecuador de la segunda parte, cuando el Betis dio dos golpes de los que ya el Sevilla no se recuperó. Marcó Durmisi el 2-3 y dos minutos después Sergio León aumentó la ventaja. Los de Montella recortaron distancias al instante, pero no pudieron más.

El derbi acabó de la forma más épica para el Betis, con Tello marcando en el minuto 95, cuando el Sevilla ya agonizaba y el Pizjuán asimilaba que lo que le toca sufrir ahora va a ser gordo. No es este derbi el más idóneo para estar en la piel del perdedor. Los chistes duraran días y más si es con un resultado como este.

Una victoria de prestigio que reconcilia al Betis con su historia. El Betis de siempre, tan imprevisible como real, para un derbi que dignifica al fútbol español. Sevilla es fútbol, es alegría y es su derbi. Sevilla es la cara de la mejor España y de su fútbol. Sevilla es hoy el Betis tras una goleada como regalo a tantos años de sufrimiento. 3-5. Este sí es El Gran Derbi.