Jean Michaël Seri, en un partido con el Niza.

Jean Michaël Seri, en un partido con el Niza. Reuters

1ª División MERCADO DE VERANO

¿Quién es Seri, el centrocampista del Niza que quiere fichar el Barça?

El costamarfileño es uno de los candidatos de la directiva de Bartomeu para reforzar el equipo para esta temporada. Viene de hacer una buena temporada en la Ligue 1 y tendría un coste de 35 millones de euros. 

Noticias relacionadas

El sábado, antes de la presentación de Neymar, se rumoreó que Coutinho -que no había viajado con el Liverpool- Iñigo Martínez y Dembélé eran los objetivos prioritarios del Barcelona para paliar la marcha del brasileño. Y el aficionado culé, ante tales nombres, tomó algo de aire tras el sofoco. “Igual -diría alguien en una conversación de bar- nos sale bien”. El domingo, sin embargo, ese optimismo medido -aunque se sigan contemplando todas las opciones anteriores- se tornó en decepción. El nombre de Paulinho, jugador de 29 años que milita en la liga China -no hay que olvidar esos dos detalles-, volvió a sonar como posibilidad. Y a éste se le sumó otro jugador que, a pesar de venir de una buena campaña, es un total desconocido para el común de los mortales: Jean Michaël Seri, mediocentro de 26 años del Niza que llegaría por 35 millones. ¿Un buen fichaje? Eso está por ver. Pero lo cierto es que, con independencia de lo que ocurra en el futuro, toca primero centrarse en quién es este costamarfileño.


Empezando por lo básico. Jean Michaël Seri, de llegar al Barça, lo haría tras cuajar la mejor temporada de toda su carrera. Eso nadie lo duda. El curso pasado, su equipo, el Niza, quedó tercero en la Ligue 1 después de proclamarse campeón de invierno. Y lo hizo, en gran parte, gracias a su labor en el centro del campo. En total, el costamarfileño jugó 39 partidos (34 de competición doméstica, cuatro de Europa League y uno de la Copa de la liga), marcó siete goles y dio nueve asistencia. Es decir, su influencia fue directamente proporcional a los éxitos conseguidos a final de campaña.

Jean Michaël Seri, en un encuentro con el Niza.

Jean Michaël Seri, en un encuentro con el Niza. Reuters


A sus 26 años, Seri ha alcanzado su madurez como futbolista. Se ha convertido en un mediocentro susceptible de jugar en cualquier gran club europeo. ¿Por qué? En gran medida, por su capacidad física, por su buen toque de balón, por su capacidad para llegar a posiciones de ataque y, sobre todo, por ser un destructor de juego eficaz y contundente. Siempre jugando por delante de los centrales y por delante de los interiores. Es decir, parece complicado que llegue junto a Paulinho: se desempeñan en la misma demarcación y ninguno se perfila como titular. Eso sí, en el Barça actual todo es posible.


Antes de ser el objetivo del Barcelona -y también parece que del PSG, que se ha metido en la puja-, Seri se lo tuvo que ‘currar’ mucho para llegar a una liga de gran nivel. Comenzó jugando en el Mimosas, en Costa de Marfil, y en la temporada 2012/13, fichó por el Oporto. Aprendió en las categorías inferiores y firmó por el Paços de Ferreira, y entonces ya no ha parado de progresar: disputó 69 encuentros en Portugal y llegó al Niza por tan solo un millón de euros. Y allí, ya lleva un total de 82 choques jugados y 6.899 minutos.


EL BARÇA NECESITA VENDER ILUSIÓN


Jean Michaël Seri llegaría con este currículum a Barcelona. Sin embargo, desde la directiva de Bartomeu necesitan algo más para ilusionar al aficionado culé. Con Semedo, Deulofeu y el mediocentro del Niza, el aficionado se quedaría frío, sobre todo, después de haber perdido a Neymar. Por eso mismo, el conjunto azulgrana necesita dar un golpe encima de la mesa y fichar a alguien con suficiente nombre como para volver a enganchar a su masa social. Los candidatos, a día de hoy, siguen siendo los mismos: Coutinho, Dembélé y Mbappé. Y, además, son los mismos nombres que suenan para el resto de grandes clubes europeos (Madrid, PSG, Manchester City, United…), de ahí la dificultad para firmarlos.

Pero lo cierto es que, más allá de los jugadores, el Barcelona necesita fichar a tres jugadores como mínimo: un hombre de ataque para suplir a Neymar, uno o dos centrocampistas (un suplente de Busquets y otro de Iniesta) y un central como recambio de Piqué y de Umtiti, pues Marlon tiene ficha en el primer equipo esta temporada. Con esas necesidades aún por cubrir y 222 millones de euros más en la caja, el Barcelona necesita actuar en busca de recuperar la ilusión perdida en estos últimos años.

Jean Michaël Seri, en un partido con el Niza.

Jean Michaël Seri, en un partido con el Niza. Reuters