Fernando Roig, presidente del Villarreal, en rueda de prensa.

Fernando Roig, presidente del Villarreal, en rueda de prensa. EFE

1ª División Liga Santander

El Villarreal pide perdón a Gil Manzano, pero Roig insiste en no hacer regalos a los árbitros

El conjunto castellonense emitió un comunicado en el que se disculpó por el mensaje que los acusaba de ‘ladrones’ y que el colegiado se encontró en su coche. 

E. E

El Villarreal ha decidido pedir perdón tras los incidentes acaecidos el pasado domingo en su partido contra el Real Madrid (2-3) en el Estadio de la Cerámica. El conjunto castellonense, que acusó al árbitro, Gil Manzano, de 'favorecer' al Madrid y de salir con una bolsa del club blanco tras el encuentro, ha decidido pedir perdón al colegiado después de que éste encontrara una nota en su coche con la palabra ‘ladrones’.

El club "pide disculpas al equipo arbitral del pasado domingo, encabezado por Jesús Gil Manzano, por el mensaje con el que se encontraron en sus vehículos en la salida del estadio". 

Asimismo, el club castellonense, en el comunicado, "manifiesta su total y absoluto apoyo y respeto por el conjunto arbitral en todos sus estamentos", pero esgrime: "Con el objetivo de fomentar una total transparencia y siguiendo el Manual de Cumplimiento Normativo que ha implantado LaLiga en todos los clubes esta temporada, no consideramos oportuno entregar presentes a los árbitros en un partido". 

Por último, insiste: "El Villarreal entiende la difícil tarea de los árbitros y asume sus aciertos y errores como parte del espectáculo deportivo". 

Los hechos se produjeron tras la polémica remontada del Real Madrid, que lo hizo después de un penalti señalado a Bruno y que el Villarreal consideró involuntario.