Nacho celebra con Illarramendi el gol del vasco en Israel.

Nacho celebra con Illarramendi el gol del vasco en Israel. EFE

Mundial

Illarramendi regala la victoria a España en Israel

El vasco marcó el único gol de 'La Roja' en Jerusalén (0-1). La selección española termina la fase de clasificación invicta y cediendo solo un empate.

9 octubre, 2017 22:44

A Israel se fue a hacer turismo pero también a jugar al fútbol. No era este partido el más deseado por España, que cambió totalmente de cara y fue dejando pasar los minutos intentando que se acabara antes un encuentro que de oficial, en la práctica, tuvo poco. Pero ganó 'La Roja' y terminó invicta en esta fase de clasificación al Mundial de Rusia 2018. [Narración y estadísticas: Israel 0-1 España]

Illarramendi evitó el empate con un fuerte disparo desde fuera del área a la media hora de la segunda parte. Esa fue la única conclusión real de un partido muy soso que tradujo al césped lo que ya se sabía con anterioridad: no había nada en juego y el duelo era más de exhibición. 

En Israel lo que hicieron fue disfrutar con los jugadores españoles. Muchas pancartas se pudieron ver dedicadas a Ramos, Asensio, Busquets (que cumplió su partido 100 con España) o Isco. El capitán fue el único que repitió en el once inicial respecto al último partido ante Albania y estuvo rodeado de presente y futuro de la selección. Jugaron Nacho, Illarramendi, Asensio, Pedro y Aduriz, entre otros. También Viera, sexto jugador que debuta con 'La Roja' en la era Lopetegui.

Ninguno demostró algo con lo que se pueda quedar el seleccionador nacional. No estaba el partido para ello. En Jerusalén jugó España su último partido oficial antes del Mundial. Todo lo que venga ahora (partidos en noviembre y marzo, además de los previos al Mundial, días antes de que arranque el torneo) serán duelos amistosos.

Los locales solo tuvieron acercamientos muy tímidos, sin ningún tipo de peligro, y se lanzaron a por el gol a arreones, sin tener un juego muy definido. Tampoco se jugaban nada. Han quedado cuartos en un grupo en el que España ha cedido solo un empate. Italia irá a la repesca que en los años de la pobreza era lo normal en nuestro país.

Pudo ampliar la selección española su ventaja, pero anularon un gol a Marco Asensio por un fuera de juego muy justo. No hubo ni protestas. El partido ya agonizaba y era lo mejor. Ahora los jugadores ya podrán respirar tranquilos, no ha habido lesionados, y vuelven a sus lugares de orígenes. Regresará el fútbol de clubes, el que ahora apetece. España en el Mundial. Como debe ser.