Rami celebrando la conquista del Mundial de Rusia 2018. Foto: REUTERS

Rami celebrando la conquista del Mundial de Rusia 2018. Foto: REUTERS

Fútbol Internacional FÚTBOL INTERNACIONAL

Rami la lía con un comentario machista

Noticias relacionadas

Adil Rami a veces suele hacerse notar más fuera de los terrenos de juego que dentro. Así ha vuelto a pasar tras un comentario machista. El ex jugador del Sevilla se convirtió en protagonista tras responder a un tuit de su club, el Olympique de Marsella, con un comentario desafortunado.

El equipo francés y el Betis se enfrentaron en un partido amistoso que acabó con victoria de los andaluces por 2 goles a tres. Antes, el conjunto de Rudi García promocionó el encuentro en Twitter asegurando que “es un orgullo enfrentarnos al primer equipo de Sevilla”.

Rami, con pasado sevillista, se hizo notar y no dudó en responder. Pero lo hizo con un comentario machista, lo que le ha acarreado multitud de críticas en las redes sociales. “¡Perdón! ¿Quién ha escrito eso? Es cuestión de gentileza, pero es totalmente falso. Gracias. Seguramente una mujer lo ha escrito”. También en su publicación, el francés incluyó cinco trofeos en referencia a las cinco Europa League ganadas por el club sevillista. 

Pasado sevillista

El central francés firmó con el Sevilla en la campaña 2015-2016 por un total de cuatro temporadas, pero solo estuvo dos en el conjunto hispalense. El conjunto sevillista llegó a un acuerdo con el Milán para hacerse con los servicios del actual jugador del Olympique de Marsella. Llegó a jugar con el conjunto andaluz un total de 79 partidos anotando tres goles. 

Pasado valencianista con polémica

Además de jugar en el Sevilla, Rami estuvo en el Valencia. Proveniente del Lille, el conjunto valenciano lo dejó cedido en el Lille, equipo del que provenía, durante una temporada. Desde su llegada al Valencia a principios de junio de 2011, el central francés se convirtió en pieza fundamental para la zaga valencianista. 

La temporada 2013-2014 la inició con el club valencianista, pero en septiembre es expulsado de una concentración del equipo en Granada y se le obliga a volver a Valencia por unas polémicas declaraciones en las que arremetía contra el técnico y parte de sus compañeros. Una semana después, tras reunirse con el club, es suspendido con una semana de empleo y sueldo, y antes de volver a entrenar con el grupo acaba cedido en el AC Milan.