Blatter en el momento que anunció que Qatar organizará el Mundial 2022.

Blatter en el momento que anunció que Qatar organizará el Mundial 2022. REUTERS

Fútbol Internacional

El Mundial de 2022 se tambalea por el boicot a Qatar

Se vuelve a abrir la vía de quitar la sede del máximo torneo futbolístico tras el vacío diplomático de cinco países árabes, que acusan a Qatar de apoyar a organizaciones terroristas.

Noticias relacionadas

El Mundial de Qatar 2022 siempre ha estado en duda. Desde que se eligió en diciembre de 2010, el país árabe ha estado siempre en la polémica y ha recibido numerosas acusaciones. La última, la de ser un país que apoya a organizaciones terroristas como los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico y Al Qaeda.

Seis países de su entorno, Arabia Saudí, Egipto, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Libia y Yemen, han boicoteado a Qatar argumentando que incumplen los compromisos y acuerdos internacionales, llegando a romper relaciones y cerrar las fronteras. También se hizo un bloqueo aéreo en una península que sólo tiene frontera terrestre con Arabia Saudí.

Con este panorama, la pregunta es si la FIFA seguirá adelante con la organización del Mundial de 2022 en Qatar o si definitivamente, a cinco años de su celebración, cambiará la sede ante la manifiesta inestabilidad que vive el país del Golfo Pérsico. 

"La FIFA está en contacto de forma regular con el comité organizador local de Qatar 2022 y el Comité Supremo de Entrega y Legado sobre asuntos relacionados con la Copa del Mundo", explicó un portavoz del máximo organismo del fútbol mundial tras conocer el boicot. 

El país, que sigue conservando varios acuerdos deportivos con clubes europeos, como el Barcelona, negó todas las acusaciones y aseguró que seguirá su proceso de organización, entre lo que se encuentra las construcciones de los estadios que albergaran la cita deportiva.

Precisamente la obra de los nuevos campos ha acabado ya con la vida de muchos trabajadores, aproximadamente unos 1.200 inmigrantes, según un estudio de la Confederación Sindical Internacional. Ese mismo organismo calcula que cuando todas las obras finalicen y el Mundial comience, la cifra de víctimas alcanzará los 4.000.

Una elección muy polémica

Qatar fue elegida como sede del Mundial 2022 en diciembre de 2010, el mismo día que también se eligió a Rusia para la edición de 2018. El país árabe superó en la última votación a Estados Unidos por 14 votos a 8. También se habían presentado para albergar esta edición Australia, Japón y Corea del Sur. 

La victoria de Qatar estuvo rodeada de polémica desde el primer momento, hasta el punto de que la FIFA presentó una denuncia ante la fiscalía suiza por posibles irregularidades en aquella votación.

Esta denuncia está en le origen de los casos de corrupción que se empezaron a hacer públicos en 2015, ante la investigación iniciada en Estados Unidos, en los que se acusó de aceptar sobornos a muchos exdirectivos y colaborades de la FIFA.