'Class of 92': la generación del 92 del Manchester United

'Class of 92': la generación del 92 del Manchester United

Fútbol PREMIER LEAGUE

Beckham, la clase del 92 y el Salford: historia de amor de un modesto club inglés

El inglés se ha unido a cinco de sus excompañeros en el Manchester United para adquirir en propiedad el conjunto británico.

El Salford City es un modesto club que milita en la quinta división inglesa. Este equipo de las afueras de Manchester siempre ha luchado en lo más abajo del fútbol británico, pero desde hace unos años ha atraído mucho ruido mediático por sus ilustres propietarios. Paul Scholes, Ryan Giggs, Nicky Butt y Gary y Phil Neville (junto al empresario multimillonario Peter Lim) compraron el club en 2014 y ahora se les une en el proyecto David Beckham, volviéndose a reunir la 'clase del 92' al completo.

¿De qué se trata esta generación y por qué han decidido comprar un club tan humilde? Estos seis jugadores forman parte de una de las generaciones más gloriosas del Manchester United bajo la batuta de Sir Alex Ferguson. Todos ellos dieron el salto al primer equipo de los red devils casi a la vez y fueron creciendo juntos de la mano hasta convertirse en la gran referencia del fútbol inglés en los noventa. Una generación que tocó la cima de este deporte alzándose con la Champions League -la segunda del United por aquel entonces- en la temporada 1998/1999.

Salford, la cuna de la 'clase del 92'

Los seis tienen también en común que fue la comunidad de Salford la que les vio nacer futbolísticamente hablando, en caso de Scholes incluso de forma literal. Por sus calles también daban sus primeras patadas a un balón Phil, Gary y Nicky, Ryan incluso capitaneó el equipo juvenil de Salford y David maduró allí durante sus primeros años en el United. "Salford está siempre en mi corazón. Me desarrolló como lo que hoy soy, como futbolista y como persona y, desde luego, es donde empezó todo", decía Giggs. Aquellos jóvenes se convirtieron en leyendas y ahora, alejados desde hace tiempo de los terrenos de juego, lo sentimental les ha unido para devolver a esta ciudad del condado de Gran Manchester lo que un día les dio a ellos.

De izquierda a derecha: el entrenador Eric Harrison con Ryan Giggs, Nicky Butt, David Beckham, Gary y Phil Neville, Paul Scholes y Terry Cooke

De izquierda a derecha: el entrenador Eric Harrison con Ryan Giggs, Nicky Butt, David Beckham, Gary y Phil Neville, Paul Scholes y Terry Cooke

Esto empezó cuando en marzo de 2014 todos ellos, excepto Beckham, anunciaron que iban a hacerse cada uno con un 10% de las acciones del club. El otro 50% sería para Peter Lim, quien ese verano también se hacía con la compra del Valencia CF. Para abrir apetito se organizó un partido en pretemporada que enfrentó a los jugador del Salford City contra la generación del 92. Ver de nuevo a tantas leyendas de corto atrajo la atención mediática. Algo grande estaba por pasar. El sueño siempre ha sido alcanzar algún día la élite del fútbol inglés, la Premier League, y en estos cuatro años se han conseguido tres ascensos, pasando de la octava división a la quinta, en la que actualmente el equipo marcha segundo y a tres puntos del primero, lo que supondría el ascenso directo a la League Two, la cuarta división inglesa.

La remodelación del equipo está siendo escalonada y sin perder esa magia del fútbol de barrio inglés pero siempre con ambición. De primeras se le dio un lavado de cara a su imagen: pasó a vestir de rojo, blanco y negro ('casualmente' los colores del Manchester United), también se cambió el escudo que muestra ahora solo un león y el estadio, Moor Lane, fue ampliado en la temporada 2016/2017 de 1.600 a 5.108 espectadores. Quizás lo más importante para The Ammies -apodo del club- es la profesionalización al completo del equipo. La 'clase del 92' han dejado imágenes ya icónicas en el Salford: Scholes y Phil Neville de técnicos interinos durante un partido en enero de 2015 o Giggs celebrando a pie de campo el último ascenso.

David Beckham

David Beckham Reuters

La llegada de David Beckham es el último paso que da este proyecto que con sumo mimo sigue creciendo a muy buen ritmo. 'Becks' se ha hecho también con un 10% de las acciones como sus amigos: "Es un club muy especial y un grupo de personas muy especial. Durante mis primeros años en Manchester pasé la mayor parte de mi tiempo en Salford", decía tras el anuncio. "Aquí es donde crecí, en todos los sentidos, y llegar finalmente a unirme a los chicos y a este club me alegra", explicaba el por qué de embarcarse en este proyecto.

Es la última inmersión de Beckham en el mundo de los negocios que van desde una línea de ropa interior a también ser el dueño de otro club: el Inter Miami. Ese, el gran proyecto futbolístico de David, ya ha visto la luz y comenzará su puesta a punto en 2020 cuando se introduzca en la MLS. Otras leyendas del deporte también se han metido en inversiones similares, como Ronaldo Nazario comprando el 51% del Valladolid, Iniesta salvando al Albacete de una grave crisis o Paolo Maldini creando el Miami FC que pretende competir algún día con el nuevo club de Beckham. Pero, sin duda, ninguno cuenta con esa magia que rodea al Salford City, cuna de algunos de los mejores jugadores ingleses de la historia, y que ahora se imagina algún día jugando contra el Manchester United, el legendario equipo que hizo saltar a la fama a sus actuales propietarios.

[Más información: David Beckham, el último fichaje de Peter Lim para el Salford]