Asier Garitano, Julen Lopetegui y Eduardo Berizzo

Asier Garitano, Julen Lopetegui y Eduardo Berizzo REUTERS

Fútbol LA LIGA

La igualdad de La Liga pasa factura: seis entrenadores que no se comen el turrón

Cuando las cosas no marchan bien en un equipo, lo primero que cambia siempre es el entrenador. Es el culpable fácil y ellos mismos conocen a lo que se exponen cuando se sientan en un banquillo. En ocasiones, cambiar al entrenador funciona y realmente revitaliza al equipo, ayudando a conseguir los objetivos que no estaba logrando, mientras que en otras ocasiones empeora la crisis en la que estuviera envuelto el club.

Desde que el pasado 17 de agosto rodara la pelota por primera vez en La Liga 2018/2019 en un Girona - Valladolid, han sido ya seis los equipos que han cambiado de entrenador, en todos los casos han sido los resultados los culpables de esta desagradable situación en la que se han visto implicados seis equipos diferentes.

El primero en caer fue Leo Franco, quien tras 100 días entrenando al Huesca fue destituido debido a los malos resultados del equipo, que marchaba colista y que apenas había logrado un triunfo en ocho jornadas. Su sustituto fue Francisco, quien no ha conseguido sacar del pozo al equipo oscense, pero que deja buenas sensaciones en los partidos aunque no logre que el equipo, que continúa último, sume puntos.

Dos jornadas después, el Real Madrid prescindía de los servicios de Julen Lopetegui después de caer derrotado en el Camp Nou, con el equipo séptimo y después de cinco partidos sin conocer la victoria. El club blanco optó por ascender al banquillo a Santiago Solari, con quien el conjunto blanco ha remontado el vuelo y sólo ha perdido en un partido en la competición desde su llegada, actualmente se encuentran a ocho puntos del líder, pero con un partido menos y han ganado recientemente el Mundial de Clubes.

Santiago Solari, en rueda de prensa

Santiago Solari, en rueda de prensa

Cuatro entrenadores despedidos en las últimas cinco jornadas

La jornada 12 fue la gota que colmó el vaso para Antonio 'el Turco' Mohammed. El Celta de Vigo cayó ante el Real Madrid en Balaídos justo antes de un parón internacional en el que el conjunto gallego optó por cesar al argentino, que se encontraba con un pequeño colchón sobre el descenso pero en la parte baja de la tabla. Los resultados con su relevo, Miguel Cardoso, no han sido mucho mejores, pero el equipo se ha instalado en la mitad de la clasificación.

Berizzo fue el siguiente en caer. En la jornada 14 el argentino dejaba de ser entrenador del Athletic Club por la trayectoria del equipo, en posiciones de descenso y después de meses sin conocer la victoria. Asier Garitano fue el que tomó las riendas del equipo y desde entonces suma un triunfo y dos empates, habiendo conseguido escapar de la quema.

Eduardo Berizzo durante el Eibar - Athletic Club

Eduardo Berizzo durante el Eibar - Athletic Club Juan Herrero Agencia EFE

Una jornada más duró Javi Calleja al frente del Villarreal. El exfutbolista fue destituido después de la jornada 15 de Liga en la que el equipo cayó 2-3 en casa ante el Celta en un partido donde Bacca maquilló lo que estaba siendo una goleada de los gallegos. La directiva eligió a Luis García Plaza como su relevo, que ya ha dirigido al equipo en dos partidos, con resultados muy dispares. En el primero el equipo ganó ante el Spartak de Moscú y se clasificó como campeón de grupo a la siguiente ronda de Europa League, mientras que en el segundo, su debut en Liga, no pasó del empate en Huesca en un partido que se le escapó en los últimos minutos.

El último en caer ha sido Asier Garitano, que ha terminado de forma precipitada su etapa en la Real Sociedad después de diecisiete partidos, habiendo caído derrotado en los últimos cuatro. El equipo se desplomó en la tabla y ahora está a sólo tres puestos del descenso, cuatro puntos por encima. Imanol Alguacil va a ser el que lo releve en el banquillo, quien ya entrenó al equipo en los últimos meses de la pasada temporada tras la destitución de Eusebio Sacristán.

Cada vez más técnicos pierden su puesto antes

En los últimos cinco años, esta cifra es la segunda más alta, únicamente superada por la pasada temporada, en la que siete técnicos perdieron su puesto antes de final de año. Destaca el Deportivo Alavés, en el que antes de llegar al ecuador de la temporada habían dirigido al equipo Luis ZubeldiaGianni Di Biasi y Abelardo (además de Javier Cabello de forma interina). Villarreal es el único equipo reincidente que ha repetido en el cambio de técnico antes de fin de año y Eduardo Berizzo ha sido destituido en dos temporadas consecutivas en el mes de diciembre.

Hace dos temporadas, el Valencia fue el 'animador', pues despidió a dos entrenadores, Pako Ayestarán y Cesare Prandelli, antes de que terminase el año. Curiosamente Ayestarán también repitió y fue destituido en la temporada siguiente de Las Palmas a principio de temporada. 

Seis fueron los que cayeron en la temporada 2015/2016, entre ellos, tres de los que más cartel tenían: el británico David Moyes, que en el mes de noviembre fue destituido después de once jornadas de Liga en las que la Real Sociedad no consiguió los resultados esperados; Nuno, quien apenas duró en el Valencia un mes más que su colega. Así se cerraban las etapas de dos entrenadores que habían sido muy importantes en la temporada anterior.

David Moyes durante su etapa en la Real Sociedad

David Moyes durante su etapa en la Real Sociedad Reuters

El otro fue Rafa Benítez, a quien el Real Madrid destituyó en los primeros días de enero después de un empate en Mestalla que dejaba al equipo blanco a cinco puntos del liderato, tercero en la tabla y con sensación de que debían aspirar a más. En este caso el relevo, Zidane, fue un acierto total, pues el francés ha escrito su nombre en letras doradas en la historia del club al conseguir tres Champions consecutivas.

Podría decirse que la tendencia de la Liga lleva a que cada vez más técnicos sean despedidos cada vez antes, la clásica expresión "comerse el turrón" se está convirtiendo en una realidad para los entrenadores, pues desde la temporada 2014/2015 la cifra no ha hecho más que aumentar. En dicho año sólo cuatro perdieron su puesto y todos de equipos en puestos de descenso.