Derbi astuariano

Derbi astuariano

Fútbol SEGUNDA DIVISIÓN

Oviedo - Sporting, un superclásico a la asturiana con mucho que perder

Noticias relacionadas

Un Real Oviedo - Sporting de Gijón es lo más parecido a un Boca Júniors - River Plate que hay en España. Un partido visceral, entre los dos equipos con más rivalidad del país, porque en un Real Madrid - Barcelona los perdedores y los vencedores no se tienen que ver las caras al día siguiente, como sí pasa entre los más acérrimos seguidores de los dos equipos asturianos después de cada partido. 

En Asturias viven algo más de un millón de personas, y la mitad se reparten entre Oviedo y Gijón. En cada ciudad, un equipo con una masa social muy importante, dos equipos que llenan sus estadios con cifras propias de Primera División, pero a los que las circunstancias han juntado en Segunda División.

Se han enfrentado 86 veces y el sábado 17 de noviembre a las 20:45 tendrán su enfrentamiento 87, dos aficiones que tuvieron que esperar catorce años para volver a enfrentarse la pasada temporada y que se vuelven a ver las caras en el Carlos Tartiere.

La grada del Carlos Tartiere durante un Oviedo - Sporting. Foto: realoviedo.es

La grada del Carlos Tartiere durante un Oviedo - Sporting. Foto: realoviedo.es

Una temporada complicada

Los dos equipos han comenzado la temporada por debajo de sus expectativas, los dos clubes asturianos se encuentran en mitad de la tabla. Ambos quieren pelear por el ascenso al final de la temporada para retornar a Primera División, donde ambos clubes aspiran competir.

Sendos equipos han conseguido prácticamente los mismos resultados, siendo las pocas diferencias que el Oviedo ha conseguido una victoria más que sus vecinos, pero también una derrota más. Dos triunfos en casa y dos fuera son los que acumulan los pupilos de Juan Antonio Anquela, que han empatado otros cuatro partidos y perdido cinco, cuatro de ellos fuera de casa. 

El Sporting por su parte ha ganado tres partidos, pero todos ellos en El Molinón-Enrique Castro 'Quini'. En su estadio es donde ha ganado trece de sus quince puntos, habiendo conseguido fuera de casa arañar solo dos empates en sus seis desplazamientos.

Entre los dos equipos suman una sola victoria en sus últimos diez partidos, la conseguida por el Oviedo frente a Osasuna, pero los carbayones llegan después de salir goleados de Coruña y los rojiblancos no ganan desde el mes de septiembre.

Una final para sus entrenadores

El partido va a tener mucha trascendencia sobre el campo para los dos equipos, pero también la tendrá en los banquillos, donde tanto Juan Antonio Anquela como Rubén Baraja se encuentran cuestionados por sus aficiones y en caso de salir derrotados podrían no sentarse la próxima semana en sus sitios.

Juan Antonio Anquela y Rubén Baraja, entrenadores de Real Oviedo y Real Sporting. Fotos: realoviedo.es y realsporting.com

Juan Antonio Anquela y Rubén Baraja, entrenadores de Real Oviedo y Real Sporting. Fotos: realoviedo.es y realsporting.com

La temporada pasada el Sporting despidió a Paco Herrera cuando el equipo se encontraba décimo en el mes de diciembre y con una situación mejor que la actual para los rojiblancos. Rubén Baraja le sustituyó y consiguió llevar al equipo hasta el Playoff de ascenso, donde fue superado claramente por el Valladolid.

Anquela por su parte ha conseguido ser el primer técnico que comienza dos temporadas en el club desde hace más de diez años, pero el no conseguir clasificar al equipo a Playoff y las duras derrotas esta temporada ante Zaragoza y Deportivo han hecho que desde la grada se discuta al entrenador de Jaén

Las direcciones deportivas se cambian las tornas

La temporada pasada el Oviedo decidió confeccionar una plantilla mirando al mercado internacional e incorporó a Nahuel Valentini, Juan Forlín (el único de esta lista que sigue en el equipo), Guillermo Cotugno, McDonald Mariga, Patrick Hidi, Matej Pucko, Yaw Yeboah, Diego FabbriniOwusu y Olmes García

Finalmente los mejores fichajes de esa temporada, y los que siguen en el equipo son los que llegaron de otros rivales de la categoría, como Aarón Ñíguez, Carlos Hernández o Folch. Precisamente esa fue la estrategia del Sporting para intentar volver a Primera por la vía rápida. Nano Mesa, Alex Bergantiños, Michael Santos o Rubén García fueron los jugadores que llegaron a Gijón desde otros equipos españoles.

Al no poder conseguir el ascenso, este año es el Sporting quien ha mirado al mercado internacional, llegando a gastarse 2 millones y medio de euros en el fichaje de Uros Djurdjevic procedente de Olympiacos. Robin Lod, André Sousa, Isaac Cofie o Mathieu Peybernes son otros de los nombres que intentan este año tirar del carro del club rojiblanco para conseguir los objetivos esta temporada.

Una rivalidad histórica

Atendiendo a los 86 enfrentamientos entre ambos equipos jugados entre Primera División, Segunda y Copa del Rey el Oviedo ha vencido en 36 ocasiones, por las 28 que el Sporting se ha llevado el gato al agua. 22 veces el partido terminó en un empate.

Desde la temporada 2002/2003 hasta el pasado año no se disputó ningún derbi, pues el Oviedo pasó por el momento más difícil de su historia y rozó la desaparición mientras sus vecinos pasaban por un momento dulce en la máxima categoría del fútbol español. En septiembre de 2017 ambos equipos se enfrentaron en el Molinón en un partido que no defraudó. El Sporting se adelantó con un gol de Carlos Carmona pero el Oviedo empató con un gol de Toché en los últimos minutos que dejó una imagen icónica al quedarse inmóvil enseñando su brazalete de capitán hacia las gradas.

En el partido de vuelta en el Carlos Tartiere el guion fue parecido, el Sporting comenzó mejor y se adelantó con gol de su jugador estrella, Jony, que volvió al equipo rojiblanco en el mercado invernal, pero Mossa entró en la historia del Oviedo al, siendo lateral izquierdo, darle la vuelta al partido al marcar dos goles y dejar los tres puntos en Oviedo.

Para esta batalla, en ambos equipos un jugador ejerce de líder y su importancia destaca por encima de los demás, tanto en el campo como fuera de él. En el caso del Oviedo se trata de Saúl Berjón, el hijo pródigo que volvió a casa en diciembre de 2016, demostrando desde entonces que se trata de un jugador de superior categoría. Enfrente, en el Sporting, Carlos Carmona es quien representa la imagen del equipo gijonés. Llegado en 2012, ha vivido ascensos y descensos con el club, siendo también el jugador que marcó el primer gol en el primer derbi después de tanto tiempo.

Saúl Berjón y Carlos Carmona. Fotos: realoviedo.es y realsporting.com

Saúl Berjón y Carlos Carmona. Fotos: realoviedo.es y realsporting.com

La casualidad quiso que estos dos jugadores, que se llevan apenas un año, jugaran juntos en el filial del Barcelona en la temporada 2010-2011 bajo las órdenes del actual seleccionador nacional, Luis Enrique, y junto a jugadores como Sergi Roberto, Marc Bartra, Thiago Alcántara o Nolito. Aquella temporada, con ambos jugando codo con codo, el equipo terminó en tercera posición obteniendo el mejor resultado de su historia.