Aficionados con bengalas en las gradas del PSG - Estrella Roja

Aficionados con bengalas en las gradas del PSG - Estrella Roja EFE

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

Alrededor de 300 simpatizantes del PSG se enfrentan a la policía parisina

El Paris Saint-Germain se enfrentaba en la noche de este miércoles 3 de octubre al Estrella Roja de Belgrado en la jornada dos de la Champions League en el Parque de los Príncipes de la capital francesa. El conjunto serbio salió enchufado y plantó cara a los de Thomas Tuchel, pero estos se impusieron con maestría con un 6-1.

Sin embargo, no todo fueron alegrías en la velada parisina. Numerosos simpatizantes, alrededor de 300, del club galo salieron minutos antes del recinto deportivo para enfrentarse a la policía, la cual respondió con gases lacrimógenos para que la revuelta no fuera a más.

Según apunta el medio Le Parisien, dos seguidores serbios -que viajaron de manera independiente- fueron golpeados por los radicales del equipo francés, los cuales se dispersaron a la media hora después de la intervención de las fuerzas del orden. Apuntando, además, que no encuentran razones para explicar el altercado producido.

Neymar, el gran protagonista

El club donde milita el brasileño arribaba en su casa con ganas de lamerse las heridas tras lo ocurrido en Anfield. El conjunto galo no tuvo un buen comienzo en la máxima competición europea, donde perdieron por 3-2 en la primera jornada del torneo frente al Liverpool, que anotaba su último y decisivo tanto en el minuto 91 de la mano de Roberto Firmino.

Neymar, fue la estrella de su equipo abriendo la lata goleadora. El '10' marcó su primer gol de falta directa en el minuto 20. El segundo de ellos fue tan solo dos minutos más tarde, gracias a un maravilloso pase de Kylian Mbappé. El tercero y último del encuentro con el que firmó un hat-trick llegó en 81 de nuevo por una infracción. Los otros tres fueron obra de Cavani y el exmerengue Di María.

El de Sao Paulo partía con un total de 27 goles en Champions, igualado con su compatriota Rivaldo. Pero, después del duelo, con sus tres nuevos tantos ha conseguido empatar con Kaká como el máximo goleador brasileño con 30 dianas en la competición.