Batalla campal entre los ultras del Alianza Lima y los fieles de la iglesia evangélica El Aposento Alto

Batalla campal entre los ultras del Alianza Lima y los fieles de la iglesia evangélica El Aposento Alto Reuters

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

Batalla campal en Perú entre barras bravas y fieles de una iglesia evangélica

Noticias relacionadas

Impactantes imágenes las que deja Perú, más concretamente su capital, Lima. En la madrugada de este lunes 10 de septiembre, un grupo de alrededor de 300 fieles de la iglesia evangélica El Aposento Alto ocuparon el estadio del club Alianza Lima, así como sus alrededores. Reclamando su pertenencia, pusieron candados en las puertas y taparon todos los símbolos del equipo con pintura blanca.

Horas después, varias decenas de los hinchas más radicales del club -conocidos en Sudamérica como barras bravas, ultras en España o hooligans en Reino Unido- acudieron al campo convocados por las redes sociales. Su objetivo no era otro que el de expulsar a los 'invasores', y fue aquí donde comenzó una auténtica batalla campal. Armadas con palos de madera, ambos grupos se enfrentaron con dureza hasta que la policía y los antidisturbios irrumpieron en la escena arrojando bombas de gas lacrimógeno.

El jefe del cuerpo policial, Gastón Rodríguez, explicó que "la policía ha recuperado el control del estadio, ya no hay miembros de grupo evangélico, ni barristas", así como que el altercado había dejado a un evangélico herido y dos barras bravas detenidos.

Por otro lado, el abogado Sandro Balbín declaró, en representación del líder del grupo evangélico, Alberto Santana, que el terreno "es la casa de Dios. Tenemos toda la documentación en regla, somos propietarios. Estamos tomando posesión", asegurando que la iglesia lo compró en 2016 por 600.000 dólares -unos 516.000 euros-.

Sin embargo, el club Alianza Lima emitió un comunicado denunciando la "invasión" y afirmando que "si bien es cierto existe un tema legal por resolver, nosotros somos respetuosos de las instancias legales porque nos encontramos regularizando nuestra propiedad en el poder judicial como corresponde".

El estadio Alejandro Villanueva, conocido popularmente como 'Matute', fue construido en 1974 en el distrito de La Victoria, con una capacidad para 33.000 espectadores. En su interior cuenta con una explanada de alrededor de 8.000 metros cuadrados, contigua a las gradas y el terreno de juego. Fue aquí donde ambos grupos se enfrentaron.