Los escoltas de Moses Ali le ayudan a levantarse.

Los escoltas de Moses Ali le ayudan a levantarse.

Fútbol ÁFRICA

El saque de honor más ridículo: 79 años, 100 kilos y acabó por los suelos

Noticias relacionadas

Manolete, si no sabes torear... Eso mismo es lo que le pasó a Moses Ali, viceprimerministro de Uganda, que fue elegido para hacer el saque de honor un partido de fútbol africano, con un fatal desenlace. Y es que con 79 años y más de 100 kilos de peso, el político africano no logró ver el pase al hueco y resbaló tras golpear el balón con una más que aparatosa caída que arrancó la carcajada de todos los que acudieron al estadio y que incluso le dejó sin zapato.

Lejos de preocuparse, los escoltas que acompañaban a Ali también se partieron de la risa cuando le vieron por rodando por el suelo, antes de ayudarle a levantarse. Una escena que ya ha recorrido internet y que se ha convertido en uno de los mejores piscinazos de lo que llevamos de temporada.

El fútbol africano y la extravagancia

Las historias en torno al deporte rey en el continente africano son cuanto menos surrealistas. La última tuvo como protagonista al exjugador del Nantes Shiva N'Zigou. El gabonés confesó hace unos días una perturbadora historia que también se convirtió en viral.

Y es que según contó en su comunidad evangélica su madre fue sacrificada hace años con para que su carrera como futbolista despegara: "Mi madre está muerta y quiero confesar que fue sacrificada. Yo me negué, pero lo hizo igual (su padre), con el fin de que su espíritu me ayudara a mejorar en mi carrera futbolística".

Además, otras de las confesiones de Shiva tiene que ver con su edad, un tema siempre controvertido en el fútbol africano. El exjugador confesó tener "cinco años más", por lo que el récord del del futbolista más joven en marcar un gol en una Copa de África, que logró con 16 años, no tendría ninguna validez.