Casillas, durante un entrenamiento del Oporto en la pretemporada.

Casillas, durante un entrenamiento del Oporto en la pretemporada.

Fútbol

Casillas acusa a varios medios de "cantada periodística" por 'picar' con un fake

Un imitador del portero del Oporto contestó a Fernando Alonso, que se había olvidado de una Copa de Europa, y varios medios creyeron que había sido Iker. El excapitán del Real Madrid aclaró en su cuenta que no había sido él.

E. E.

Este lunes, Fernando Alonso mostraba en las redes sociales el regalo que le había hecho el Real Madrid, una pequeña parte de la red de una de las porterías del Millennium Stadium de Cardiff, donde el club blanco se proclamó campeón de Europa por duodécima vez en su historia.

Precisamente ese hecho, el de haber ganado 12 veces, fue en el que se equivocó el piloto asturiano, que agradecía al club el detalle pero lo acompañaba con once símbolos de Copa. Un tuitero, que se dio cuenta del fallo, le contestó. "Toma, se te ha caído una Copa", le escribió. Son ya 12. El problema es que el que le respondía era un usuario llamado "Iker Casillas...", un fake del portero español en la red social, y con un usuario prácticamente igual que el verdadero (solo se diferencian en una l del apellido).

Después de este tuit, diversos medios se hicieron eco de la contestación, sin saber que el protagonista no era el verdadero Iker Casillas. "A Fernando Alonso se le 'cae' la Duodécima del Madrid e Iker Casillas le rectifica", se podía leer en un medio catalán. "El lapsus de Fernando Alonso acerca del Madrid que no pasó por alto Iker Casillas", titulaba otro. La realidad es que el actual portero del Oporto no había hecho nada. Era otro, con solo 4.500 seguidores (el real tiene casi seis millones y medio), el que había hecho esa respuesta.

Cuando si apareció el verdadero Iker Casillas fue para contestar a esos medios que le habían confundido, acusándoles de "cantada periodística". "No soy yo queridos", aclaraba el excapitán del Real Madrid, que recuperaba los tuits de los que se habían equivocado para aclarar que él no tenía nada que ver.

Más tarde, Casillas borró los tuits una vez que, antes, los medios que se habían equivocado hubieran borrado los suyos.