Alejandro Valverde, tras su victoria.

Alejandro Valverde, tras su victoria.

Ciclismo MUNDIAL DE CICLISMO

Valverde: "Ya me puedo retirar tranquilo"

Noticias relacionadas

Alejandro Valverde ha conseguido vencer en la prueba en ruta del Mundial 2018 celebrado en Innsbruck. Su victoria se ha producido en un esprint en el que se ha impuesto al francés Romain Bardet, al canadiense Michael Woods y al neerlandés Tom Doumolin.

Al finalizar el esfuerzo, el ciclista murciano ha roto a llorar de felicidad por la rabia acumulada, después de muchos años, al conseguir por fin ganar una prueba que se le resistió durante mucho tiempo. "Quedar campeón del Mundo era un sueño para mí. Llevaba 6 medallas pero ninguna de oro. Por fin se ha podido conseguir", afirmaba. Cuatro bronces y dos platas había conseguido Valverde hasta que por fin ha logrado vencer.

"Estoy sin palabras, no me lo creo todavía. Han sido tantos años luchando por él y al fin se ha conseguido", aseguró el murciano ante los medios, emocionado después de la victoria. No ha podido contener las lágrimas ante los micrófonos: "Con esta victoria ya me puedo retirar tranquilo, casi había tirado ya la toalla".

Un trabajo de equipo

Alejandro ha tenido también muchas palabras de agradecimiento hacia sus compañeros, que "han estado de 10" y ha declarado que gracias a ellos ha podido ser campeón del mundo. "Los compañeros han estado atentos en todo momento, han sido una gran selección" y que ha sido para el murciano "un honor" formar parte de la selección.

El equipo español celebra la victoria de Alejandro Valverde

El equipo español celebra la victoria de Alejandro Valverde EFE

Valverde se ha convertido así en el cuarto español que consigue una medalla de oro en esta prueba y ha recibido la medalla a manos de Peter Sagan, ganador de las últimas tres ediciones. Óscar Freire, último ganador español, que también lo hizo en tres ocasiones, no se quiso perder la ocasión y estuvo en la meta celebrando la victoria de su excompañero.

La seguridad del campeón

"He arrancado a 300 metros porque sé que es mi distancia", explicaba el español. Analizando la carrera, Alejandro Valverde ha dicho que le dejaron "el peso de la carrera" pero que sus sensaciones han sido "muy buenas". Además, al murciano no le tembló el pulso cuando el neerlandés Doumolin se añadió al terceto de carrera en los últimos kilómetros, dificultando las opciones de medalla del español: "Cuando he visto que ha entrado Doumolin era un rival más, peligroso. Ha intentado sorprender, yo iba primero, le he mirado de reojo y he podido arrancar también". Lo que pasó después, el final de la carrera, ya es parte de la historia.