Lebron James, tras perder la final de la NBA.

Lebron James, tras perder la final de la NBA. Reuters

NBA

Lebron James jugó tres partidos de la final de la NBA con la mano casi rota

El alero estrella de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, jugó los tres últimos partidos de las Finales de la NBA con la mano derecha lesionada y eso pudo ser lo afectase la baja que tuvo en la producción encestadora.

Varias fuentes periodistas indicaron esta noche que la lesión en la mano derecha fue de importancia y se la generó cuando golpeó la pizarra dentro del vestuario después que perdiesen en la prórroga el primer partido por 124-114, disputado en el Oracle Arena de Oakland.

De acuerdo a la cadena de televisión ESPN, la lesión fue considerada una contusión manual, sin que la misma trascendiese fuera del vestuario y de la organización de los Cavaliers.

James tenía dos resonancias magnéticas durante la serie y usaba un yeso suave cuando no estaba practicando o jugando o en presencia de los periodistas.

La estrategia estaba orientada principalmente a no darle ninguna pista a los Warriors sobre su condición física de la que pudiesen aprovecharse.

James anotó 51 puntos en el primer partido, tras anotar 7 de 16 intentos de triple.

Pero ya eficacia ya no fue la misma en los siguientes partidos al combinarse con apenas 5 triples de 19 intentos.

Su distancia promedio de tiro, mientras tanto, pasó de cuatro metros en el primer partido, a tres en el segundo y a algo más de dos en el tercero y a 1,5 en el cuarto, que acabó con 23 puntos, ocho asistencias y siete rebotes en lo que pudo ser su último encuentro con los Cavaliers.

James, de 33 años, se convertirá en agente libre a partir del próximo 1 de julio y son varios los equipos que tienen lista la chequera para conseguir sus servicios, encabezados por los Rockets de Houston, Sixers de Filadelfia, Los Angeles Lakers y los Knicks de Nueva York.