Felipe Reyes trata de meter una canasta.

Felipe Reyes trata de meter una canasta.

ACB

Real Madrid y Estudiantes, a refrendar su buen momento de juego y resultados

Los blancos tratarán seguir liderando la clasificación y los estudiantiles buscan apurar las opciones de entrar en Copa. 

Noticias relacionadas

Real Madrid y Movistar Estudiantes buscarán este domingo en el derbi regional refrendar su buen momento de juego y resultados para finalizar el año como líder de la Liga Endesa, en el caso de los blancos, y de apurar sus opciones de jugar la Copa del Rey los colegiales.



Los hombres que dirige Pablo Laso, que ya están clasificados para el torneo copero, llegan al partido como mejor equipo de la competición, con once triunfos y una sola derrota, y tras sumar este jueves su cuarta victoria consecutiva en Euroliga a pesar de las bajas que siguen mermando a su plantilla.



Además, han ganado las últimas doce veces que ha jugado en casa frente al Estudiantes, con el que no pierde desde al temporada 2004-2005. En dos de esos partidos los colegiales recibieron más de cien puntos y en otros seis encajaron más de noventa.



Laso mantiene las bajas de Sergio Llull, Gustavo Ayón, Anthony Randolph y Ognjen Kuzmic, mientras que en el caso de Rudy Fernández -que se ha perdido los últimos partidos- ha ido entrando en la dinámica del equipo esta semana pero seguirá de baja mañana ya que el técnico vitoriano prefiere que regrese a las pistas cuando esté en perfectas condiciones.



"Rudy está bien pero es absurdo forzarle sabiendo que la semana que viene tenemos tres partidos y un calendario muy exigente. Mantenemos a los 12 jugadores que jugaron en Estambul", explicó Laso en la previa del derbi.



Los madridistas tendrán enfrente a un rival que se crece ante los grandes y que está temporada ya han tumbado al vigente campeón liguero, el Valencia Basket, y al Barcelona Lassa.



Los colegiales, que aún tienen un partido aplazado ante el Divina Seguros Joventut que disputarán el 4 de enero, suman cinco victorias y siete derrotas y ocupan la decimosegunda posición de la tabla, a dos triunfos de los puestos que dan derecho a jugar la Copa del Rey de Las Palmas.



Con una mejoría en su juego respecto a las últimas temporadas, el equipo que entrena Salva Maldonado llega al derbi madrileño tras ganar sus dos último partidos ligueros y mostrar una buena imagen en su primera participación en la Liga de Campeones de la FIBA, donde están a un punto del líder del Grupo C y con sus opciones intactas de pasar a la siguiente fase.



El técnico catalán mantiene la duda del alero estadounidense Nick Caner-Medley, con un problema en el pie que le impidió jugar frente al Monbus Obradoiro.



Con 167 enfrentamientos, el derbi madrileño es el más repetido en la historia de la Liga Endesa si se tienen en cuenta los equipos que actualmente juegan en la competición, aunque con el mismo número de precedentes que los duelos disputados entre el Barcelona Lassa y el Divina Seguros Joventut.



El último partido del año en el WiZink Center comenzará a las 12.30 horas y será arbitrado por Benjamín Jiménez, Jordi Aliaga y Alfonso Olivares.