Sasha Djordjevic, entrenador del Virtus de Bolonia, durante un partido

Sasha Djordjevic, entrenador del Virtus de Bolonia, durante un partido

Baloncesto BALONCESTO INTERNACIONAL

Djordjevic desafía al coronavirus: la Virtus de Bolonia entrena en plena oleada de muertes en Italia

El conjunto italiano, entrenado por el exjugador del Barcelona y del Real Madrid, ha creado mucha polémica por una serie de medidas. 

23 marzo, 2020 23:51

Noticias relacionadas

La crisis del coronavirus en todo el mundo ha causado miles de contagios y muertes, especialmente en países como China, España o Italia, además de provocar la suspensión de las grandes competiciones y ligas de cualquier deporte. 

Todo eso ha hecho que los deportistas profesionales tengan que estar entrenando en sus respectivas casas -en países como Francia y España es obligatorio-, o fuera de ellas, pero sin las herramientas necesarias para estar en forma a la hora de que se reanude, cuando el Covid-19 lo permita, la temporada deportiva.

Eso sí, numerosos expertos ya han avisado que no se podrá volver a la competición sin varias semanas previas de entrenamiento. "Sin unos buenos entrenamientos se pueden producir numerosas lesiones. Las ligas no se pueden empezar con normalidad cuando el parón acabe", comenta Isaac Rojas, entrenador de deportistas profesionales de élite y director del centro de entrenamiento Health Space, para EL ESPAÑOL

Italia, país europeo donde el coronavirus golpeó primero, a día de hoy supera los 6.000 muertos y los 60.000 contagiados. Las ligas ahí fueron las primeras competiciones que echaron el cierre momentáneamente, pero el Gobierno italiano permite salir a la calle para hacer deporte en solitario y cerca de casa.

Los jugadores del Virtus de Bolonia en un partido

Los jugadores del Virtus de Bolonia en un partido

A pesar de que Italia está sumido en una enorme crisis sanitaria y en una plena oleada de muertes debido al coronavirus, la Virtus de Bolonia de Sasha Djordjevic, equipo de baloncesto que milita en la Lega italiana, ha decidido volver a los entrenamientos desafiando así al Covid-19 a pesar de que regresar ahora a la actividad parece una utopía. "Espero ver a todo el mundo y jugar un buen baloncesto de nuevo", comentó el exjugador de baloncesto del Barcelona y el Real Madrid. La polémica no ha tardado en llegar por las medidas tomadas. 

Suspensión de la temporada

Sasha Djordjevic tiene claro que si quieren acabar ganando la Eurocup -son de los grandes favoritos para alzarse con el trofeo- necesitan entrenar y llegar en las mejores condiciones posibles, por lo que ve necesario el trabajo en las instalaciones tras varias semanas de inactividad.

La suspensión de partidos de los campeonatos europeos de baloncesto por el coronavirus se prolongará hasta, al menos, el próximo 11 de abril, según afirmó el pasado viernes Jordi Bertomeu, presidente y CEO de la Euroliga.

Teodosic, en un partido de la Lega italiana

Teodosic, en un partido de la Lega italiana

Un día antes, para preservar la salud y la seguridad de los participantes y seguidores, la Euroliga, se tomó la decisión de suspender temporalmente la temporada 2019/2020 en las siguientes competiciones: Euroliga, Eurocup y la Euroliga Next Generation Tournament

La decisión del Virtus de Bolonia

La mayoría de clubes decidieron parar sus entrenamientos debido a la crisis del coronavirus hasta que la situación sanitaria mejorase y haya menos contagios y muertes. La Virtus de Bolonia lo hizo, pero hace unos días informó de que iban a retomar los entrenamientos con el debido cuidado que esto significa, tras casi 14 días de parón. Eso sí, hasta el 3 de abril no están previstas sesiones de trabajo conjuntas.

Bolonia se encuentra a poco más de 200 kilómetros de Lombardía, epicentro de la pandemia en Italia. Fue el propio entrenador, Aleksandar Djordjevic, quien dejó en claro que hasta el momento los profesionales se ejercitaban desde sus domicilios, pero que esto no era suficiente para mantener el nivel.

"Continuamos brindando a nuestros muchachos todos los medios que podemos para ayudarlos a hacer su trabajo y recuperar su fuerza y condición física al completo. No nos rendimos. Una empresa vendrá aquí para desinfectar las instalaciones para que podamos continuar. Esperamos que la temporada continúe. Espero verlos a todos juntos pronto y volver a jugar un buen baloncesto", declaró el serbio en Sky Sports.

Medidas de control

El conjunto italiano parece tener claras las cosas y, pese a que muchos apuntan a que las competiciones deportivas se van a suspender de manera definitiva, quieren mantener la forma física. Eso sí, adoptarán unas tremendas medidas de seguridad con una higiene muy estricta:

- Solo habrá un empleado que abrirá las puertas del gimnasio y las cerrará. 

- Tan solo dos jugadores, como máximo, podrán estar en cada momento en el gimnasio. Uno de ellos debe estar en la pista, mientras que el otro estará en la sala de pesas.

- Cada jugador se duchará en un vestuario diferente.

PalaDozza

PalaDozza

- En ningún momento los jugadores tendrán contacto durante los entrenamientos.

- Cada jugador utilizará un balón diferente. Al finalizar la sesión, el lugar será desinfectado y luego se procederá a que entre el siguiente par de jugadores.

- Todas las instalaciones serán desinfectadas al finalizar el día, al igual que el material deportivo (balones y el equipamiento). 

- Además, a los jugadores se les ha enviado una lista de restaurantes de confianza para realizar pedidos a domicilio. 

El Efes quiere hacer lo mismo

La falta de actividad preocupa a los clubes de distintos deportes tanto como el peligro de contagio por el coronavirus. Ergin Ataman, entrenador del Anadolu Efes, reveló que él también planea algo similar.

"No es posible que los jugadores paren durante un mes o mes y medio y luego comiencen a correr y competir de golpe. Nosotros les dimos libre hasta este domingo. Desde el principio de la próxima semana, en grupos de dos o tres, tal vez comencemos algunos entrenamientos al aire libre. Haremos un entrenamiento diario con cada jugador usando sus propios balones. Queremos programar entre 75 y 90 minutos de trabajo. El entrenamiento es muy importante, tanto física como psicológicamente. Sentarse sin hacer nada es psicológicamente muy peligroso", expresó.

[Más información: El Montakit Fuenlabrada prepara un ERTE para la plantilla y cuerpo técnico del primer equipo]

Información sobre el coronavirus: