Sergi Vidal en un partido con España.

Sergi Vidal en un partido con España. Agencia LOF / FEB

Baloncesto

La UE, con la FIBA: aprueba que los jugadores sean libres de ir con su selección

El máximo organismo europeo ha instado a la Euroliga y a los clubes a que eliminen sus restricciones para que la "libre competencia" impere en el deporte de la canasta. Sobre todo, tras un conflicto similar con el patinaje.

Noticias relacionadas

La FIBA ha hecho público mediante una nota de prensa su apoyo a la posición de la Unión Europea en contra de “las reglas que restringen la libertad de los atletas para favorecer a organizaciones privadas” expresadas a raíz del conflicto con la Unión Internacional de Patinaje sobre Hielo (ISU).

La Federación Internacional de Baloncesto respalda plenamente la posición de la comisaria Vestager, que se produce en un “momento crucial para los derechos de los jugadores de baloncesto, en el que la Euroleague Commercial Assets (ECA) ha intentado boicotear los partidos clasificatorios para la Copa del Mundo de Baloncesto programando deliberadamente un calendario conflictivo”.

FIBA apoya que la UE haya instado a la “Euroliga y sus clubes a cumplir con la ley antimonopolio de la Unión Europea, liberando a sus jugadores de cualquier restricción y abriendo nuevas oportunidades para los jugadores, la FIBA y otros actores del sector asegurando la libre competencia en beneficio de los aficionados al baloncesto”.

FIBA, que celebra este fin de semana su Bureau Central (Filipinas, Japón e Indonesia organizarán de forma conjunta el Mundial de 2023), ha condenado “cualquier acción (directa o indirecta), ya sea por parte de ECA o sus accionistas, que restrinja la libertad de los jugadores para representar a su país en la cancha de baloncesto. Es hora de que la Euroleague y sus clubes cumplan con las normas de la UE y eliminen sus restricciones sobre los jugadores".

El caso del patinaje

La Comisión Europea determinó este viernes que la Unión Internacional de Patinaje viola las normas europeas de competencia porque impone penas tan severas a los patinadores que participan en campeonatos que no son autorizados por ella que impide que surjan nuevas competiciones independientes.

El Ejecutivo comunitario ha dado 90 días a la UIP para que suprima o cambie sus normas y, aunque no considera apropiado imponer una multa, advierte de que si la Unión no cumple deberá abonar una sanción de hasta el 5 % de su volumen de negocio diario mundial.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, indicó que las federaciones deportivas internacionales juegan un "papel importante" al proteger la seguridad de los atletas y la integridad de las competiciones, pero que en el caso de la UIP "las severas penalizaciones que impone a los patinadores sirven para proteger sus propios intereses comerciales y evitar que otros establezcan sus propios eventos".

La UIP reúne a las federaciones nacionales de este deporte, en el caso de España la Federación Española de Deportes de Hielo, y es el cuerpo reconocido por el Comité Olímpico Internacional para administrar los deportes de patinaje artístico y de velocidad sobre hielo, por lo que organiza y obtiene beneficios de la organización de competiciones como los Juegos Olímpicos de Invierno, entre otros.

La investigación de la Comisión ha revelado que las reglas de la UIP para elegir quién puede competir fijan penas que pueden ir hasta una prohibición de por vida de participar en campeonatos internacionales y son impuestas por la Unión con total discrecionalidad, independientemente de que las competiciones en las que los patinadores quieren tomar parte pongan en riesgo su salud, seguridad o la integridad del deporte.

"Una prohibición de por vida es un riesgo que ningún atleta puede permitirse, por lo que las reglas impiden de hecho que participen en otras competiciones", dijo Vestager, quien indicó que con estas normas la UIP está protegiendo sus propios intereses comerciales en detrimento de los atletas.

Asimismo, esto impide que otros organizadores creen sus propias competiciones y les resta interés porque no pueden conseguir que participen atletas del máximo nivel, al tiempo que priva a los patinadores de una posible fuente de ingresos y a los aficionados de mayor diversidad de campeonatos.

La Comisión ha dado a la UIP 90 días para que suprima o modifique estas reglas, de modo que se basen solo en "objetivos legítimos", sin tener en cuenta los intereses económicos de la UIP y no penalicen de forma "injustificada" a los deportistas por participar en competiciones que no presenten un riesgo para ellos ni para la integridad del deporte.