Pelea en las gradas en un partido de infantiles en Murcia

Pelea en las gradas en un partido de infantiles en Murcia

Deportes FÚTBOL BASE

Sanción ejemplar para los padres por la pelea en un partido de Beniaján

Noticias relacionadas

El pasado 24 de noviembre se protagonizó un momento bochornoso en un partido de categoría infantil en Murcia entre los equipos del Beniaján y del Lorquí. Los padres de los jugadores se convirtieron en el centro del partido debido a una pelea entre los aficionados de ambos equipos.

Los responsables de esta pelea ya conocen su sanción, según ha informado Radio Murcia, deberán pagar 6.000 euros de multa y tendrán prohibido pisar un recinto deportivo durante dos años. Los afectados podrán recurrir la sanción pero deberán presentar su alegación ante un juez y entrarán en juicio. 

Versión oficial de la Guardia Civil

Para conocer la razón de esta dura sanción, los agentes de la Guardia Civil que acudieron al campo de fútbol han dado a conocer las sensaciones que tuvieron al llegar al lugar del suceso: "observábamos una conducta muy agresiva de varios espectadores" a los que identifican claramente como "varios padres de niños jugadores de ambos equipos". 

Las imágenes de la pelea muestran como el grupo de padres cruzan puñetazos y empujones mientras algunos niños intentan separarles poniéndose de por medio.

El trabajo de los agentes de la Guardia Civil que estuvieron allí, las imágenes de las cámaras de seguridad y los vídeos en redes sociales, grabados con teléfonos móviles, han sido claves para la identificación de los sancionados.

La violencia en el fútbol base

De esta manera se cierra otro capítulo de violencia en el fútbol base. Los encuentros de niños se han vuelto un lugar donde los padres desahogan sus problemas personales, en lugar de disfrutar de sus hijos y de un deporte como es el fútbol. Cada vez más, comportamientos que solo se veían en partidos de primer nivel, con las hinchadas más radicales, se están trasladando a las categorías inferiores. 

[Más información en: Tirón de orejas a Errejón por llamar "fútbol base" al femenino de primera división]