Eirc Abidal y Sandro Rosell durante la despedida del jugador.

Eirc Abidal y Sandro Rosell durante la despedida del jugador. Efe

Deportes

Rosell admite la compra de un hígado ilegal para Abidal según unas grabaciones de Policía y Guardia Civil

"Vendimos que era del primo", dice el interlocutor, en referencia a la información que difundió el FC Barcelona sobre el donante para el exjugador y actual secretario técnico.

Unas llamadas de Sandro Rosell a un colaborador interceptadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional desvelan que el expresidente del FC Barcelona compró un hígado ilegal para el secretario técnico del club, Eric Abidal, cuando este fue sometido a un transplante por el cáncer que le fue detectado.

En 2011 se anunció que al exjugador del Barcelona tenía un cáncer por lo que pasó por una intervención en Hospital Clínic de Barcelona tras lo que pudo volver a jugar un mes después. Ya en 2012 sufrió una recaída por lo que se requería que se sometiese a transplante.

El francés se sometió a la operación y el club reveló que el donante había sido un primo francés del futbolista que respondía al nombre de Gerard. Esto se contradice con las conversaciones que publica El Confidencial del expresidente del Barça con un colaborador, Rosell admite la compra cuando el otro interlocutor afirma que "a este tío (Abidal) le compramos un hígado ilegal".

"Y vendimos que era del primo, ¡que era del primo! Le pagamos dos años de contrato, lo que le quedaba", dice el interlocutor, a lo que Rosell contesta con un triple "sí" en una conversación del 20 de abril de 2017.

En la misma conversación ambos se refieren a una noticia sobre la salida del club del jugador, que el segundo interlocutor mostraba al actual presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, y amigo de su predecesor. En ese artículo Abidal criticaba a Rosell por su marcha.

"Y le enseño y el Barto (Bartomeu) se cabrea como una mona... Hay que decirlo", dice el colaborador, que continúa sobre lo que dijo el presidente sobre el jugador francés: "Y me dice 'hijo de puta, cabrón'".

En otra conversación el 27 de abril de 2017 el interlocutor, con el nombre Juanjo, cuenta a Rosell una conversación con el futbolista: "Vale... Hoy he tenido una... no una enganchada, pero si una conversación interesante con Abidal, que es un hijo de puta, un hijo de puta". A lo que Roseell responde: "¡Es un grandísimo hijo de puta! Un tío... que le salvamos la vida, tí...".A ello responde Juanjo: "Sí, sí... no, no y todavía diciendo que tú le habías mentido diciendo... Tu amigo (...) que te quiere".

Otro diálogo entre ambos ese mismo día incide en lo mismo: "Abidal es un hijo de puta", dice Juanjo. "Me dijo que le dijese a mi amigo que se ha protado muy mal con él. Le dije; 'Mira, si estás aquí sentado hablando conmigo es porque alguien te compró un hígado nuevo, ¿lo entiendes?'".

Los agentes de Guardia Civil y Policía Nacional transmitieron esta información a la jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que investiga a Rosell por blanqueo de comisiones ilegales de la Confederación Brasileña de Fútbol y de Nike.

La jueza Lamela decidió abrir una pieza aparte por la gravedad y al considerar que se trataría de un delito diferente de tráfico de órganos.