Aitor Ariño tras anotar contra Hungría.

Aitor Ariño tras anotar contra Hungría. EFE

Deportes Europeo de balonmano

Aitor Ariño: “El objetivo son las semis; la ambición, el oro”

EL ESPAÑOL habla con el internacional español antes de que comience la Main Round del Europeo de balonmano. 

Aitor Ariño (Penarth, Gran Bretaña, 1992), el pasado domingo, estaba en su casa. Pensaba en estudiar para los exámenes de INEF y leer Teoría y programación de entrenamiento. También, en comerse –en algún momento– una Vichyssoise (crema de puerros fría), su comida favorita, en ver The Crown, el Europeo de balonmano y Operación Triunfo. En nada más. Una semana después, está en Croacia. Iker Romero (mánager de la selección) llamó al campeón del Mundo en Barcelona 2013 para sustituir a Ángel Fernández, lesionado. Y él cogió las maletas y se incorporó al grupo. Una semana después, habla con EL ESPAÑOL y comparece contra Macedonia (domingo, 20:30 horas) en el primer partido de los ‘Hispanos’ en esta Main Round.

¿Dónde estaba cuando le dijeron que se uniera a la selección?

En Barcelona. Estaba a punto de incorporarme al club (es jugador del Barça), haciendo una pretemporada un poco por mi cuenta y preparando los exámenes del último curso de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte para la universidad, que los tenía en dos semanas. Así que, bueno, tuve que llamar a los profesores y gracias a Dios todos lo comprendieron. Ahora, en los ratos libres, estudio. Tendré que presentarme a la vuelta del campeonato. No me libro [risas].

¿Le llamó Jordi Ribera directamente?

No, fue Iker (mánager de la selección). Me comunicaron que Ángel estaba pendiente de observación, pero que gestionara todo para incorporarme porque era muy posible que él tuviera que abandonar la concentración. Con el entrenador ya hablé a mi llegada. Y, nada, bueno, una vez en Croacia ya analizamos mediante vídeo todo lo que habían hecho y la incorporación fue muy bien. Además, ya conocía al grupo, así que todo ha ido sobre ruedas.

¿Cómo le recibió el equipo?

A Jordi le conocía porque había estado con él en dos concentraciones que hicimos para jugar con Bosnia y con Finlandia en casa. Y al grupo igual. Conozco a los compañeros y, la verdad, estoy muy bien. Es un placer venir y formar parte de este grupo. ¡Me recibieron muy bien!

Y usted se adaptó rápidamente: 4 de 4 lanzamientos contra Hungría, en su primer partido.

Bueno, al principio, al llegar, intentas adaptarte rápidamente, enterarte de las modificaciones que ha habido, pero luego, cuando estás en juego, el conocer a todos los jugadores te facilita muchas cosas. Luego las cosas están saliendo bien. Estoy contento a nivel personal y el equipo está cada vez mejor. Ahora tenemos tres partidos muy importantes y hay que seguir sumando.

Aitor Ariño tras anotar contra Dinamarca.

Aitor Ariño tras anotar contra Dinamarca. Reuters

Este es su segundo gran campeonato. Al Mundial de Barcelona de 2013 llegó para sustituir a Cristian Ugalde y ahora a Ángel Fernández. Entonces, fue talismán.

Más que suerte, yo creo que en Barcelona se hicieron muy bien las cosas. Espero que esta vez, que se está trabajando igual de bien, se pueda sacar un buen resultado.

A nivel personal, ¿qué diferencias encuentra entre aquella primera experiencia suya y la de este Europeo?

Ahora llego mucho mejor. En el Mundial era júnior. Durante estos años he crecido como jugador y este Campeonato de Europa me coge en la edad perfecta para que todo salga bien.

Volviendo al torneo actual. Arrasan contra la República Checa, después sufren contra Hungría a pesar de la victoria y pierden contra Dinamarca. ¿Qué balance hace de la primera fase?

Contra la República Checa (32-15) se hizo un muy buen partido. Se ganó cómodamente y eso que luego ellos han demostrado ser una selección muy complicada. Después, con Hungría (25-27), sabíamos que era el partido más importante porque nos podía dar el pase. Teníamos que sumar dos puntos y, la verdad, el equipo jugó muy bien y estuvimos muy duros. Y con Dinamarca (22-25)… bueno, ellos tenían que ganar. Estuvieron un pelín por encima. No pudimos encajar buenas acciones defensivas y ofensivas consecutivas… y no nos pudimos enganchar en el marcador. Pero yo creo que estamos trabajando muy bien, que todo el mundo confía en este grupo y sabemos que es el camino. Estoy satisfecho. Podíamos haber sumado cuatro puntos, pero confiamos en lo hecho hasta ahora.

Aitor Ariño lanza contra Hungría.

Aitor Ariño lanza contra Hungría. EFE

Y ahora la Main Round: Macedonia, Alemania y Eslovenia.

Quizás lo más duro ahora es que jugamos los dos últimos partidos en días consecutivos. Pero, por otra parte, es un reto muy bonito. Intentaremos hacer nuestro trabajo. Ya no hay margen de error. Hay que ganar los tres partidos para estar en semifinales. Pero estamos mentalizados. Haremos nuestro trabajo, nos centraremos en nuestro juego y seguro que así conseguimos meternos en semifinales.

Por ser el siguiente. Hágame de analista. ¿Qué nos podemos esperar de Macedonia?

Ellos han dado un paso adelante con Raúl González (técnico español de Macedonia). Sabemos de la importancia del lanzamiento del zurdo con tiro, corren y tienen muy buenos finalizadores. También tienen pivotes grandes y corpulentos y la verdad es que les están saliendo muy bien las cosas. Están con confianza. Será un partido muy bonito. Lucharemos.

Jordi Ribera, antes del Europeo, dijo que el objetivo era estar en semifinales. ¿Sería un fracaso no clasificarse?

Fracaso tampoco. Es un Europeo y, obviamente, sabes que si no llegas a semifinales está mal porque es el objetivo, pero aquí hay muchas selecciones muy potentes. Se ha visto con la República Checa. Cualquier equipo puede ganarte.

¿Podemos pensar en el oro?

Sí, sí, desde luego, eso es lo que queremos. De lo contrario, no estaríamos aquí. El objetivo son las semifinales, pero la ambición es hacernos con el oro.

Aitor Ariño lanza contra Dinamarca.

Aitor Ariño lanza contra Dinamarca. EFE