El rapero Lírico, en una imagen de archivo.

El rapero Lírico, en una imagen de archivo.

Música

El rapero Lírico, en prisión por agredir a una mujer, ataca a su compañero de celda

El cantante, del grupo Violadores del Verso, golpeó el pasado sábado a otro recluso, aunque sin causarle lesiones de gravedad.

Noticias relacionadas

Al rapero Lírico, del grupo Violadores del Verso, no le ha sentado nada bien el ingreso en prisión. Tras la paliza que supuestamente le propinó a una chica de 27 años en Alcossebre hace unos días, por lo que ha sido enviado a la cárcel de forma provisional, el cantante zaragozano ha protagonizado un nuevo incidente en el penal de Castelló. Según informa el diario Levante, David Gilaberte Miguel, de 42 años, ha golpeado a su compañero de celda.

La agresión habría tenido lugar sobre las 14 horas del sábado, tras la comida, durante el tiempo que los internos tienen para echarse la siesta. El preso agredido no presenta lesiones de gravedad, pero desde la dirección de la cárcel ya se le ha abierto un parte a Lírico. Aunque estas acciones suelen ser castigadas con el aislamiento del recluso, el rapero permanece en su misa celda, según informa el citado medio.

Su compañero de celda era un interno de confianza que el centro penitenciario había asignado al miembro de Violadores del Verso dentro del módulo de respeto y que forma parte del protocolo cuando los encarcelados son personas conocidas.

Lírico fue arrestado el pasado 3 de agosto en la localidad castellonense de Alcossebre acusado de haber agredido a una joven de 27 años y causarle lesiones de gravedad. La chica, con la que no mantenía ninguna relación sentimental, fue "arrojada a una zanja situada a 200 metros de la vivienda del detenido", según informó el Ayuntamiento.

Lírico fue el que llamó a la Policía Municipal para denunciar unas supuestas molestias provocadas por la citada chica, que le habría increpado. Cuando los agentes se personaron en el lugar del suceso, comprobaron que el rapero estaba muy nervioso y tenía restos de sangre en sus botas.