Cabecera del anuncio que anima a participar en el concurso de TVE es Música.

Cabecera del anuncio que anima a participar en el concurso de TVE es Música.

Música derechos de autor bajo cero

Prohibido gestos políticos y palabras malsonantes: así es la escandalosa “rueda” que se ha inventado TVE

A finales de 2016 aparecieron las bases de un concurso para formar parte del espacio televisivo 'TVE es música'. La Coalición Autoral de la SGAE denunciaron este programa como parte de la "rueda". 

Hace tres años la Coalición Autoral, grupo crítico de autores de la SGAE, denunció que la mayor parte del dinero que pagan las televisiones por los derechos de autor no acaba en manos de los compositores más populares. Estos autores se llevaban casi el 50% del pastel recaudado en televisión. Es la franja con menos audiencia del día, un horario muerto, el territorio del tarot y de las líneas 906. Cuando en el horizonte sólo hay silencio, soledad y música: TVE es música, que se emite en La 1 y en La 2 es uno de estos espacios construidos para rellenar con ánimo de lucro.

Cabecera del vídeo de TVE que anima a formar parte del concurso a los autores.

Cabecera del vídeo de TVE que anima a formar parte del concurso a los autores.

La Coalición Autoral señalaba un concurso nacido contra el monopolio de la estafa de unos autores de la SGAE que -supuestamente- se han lucrado millonariamente desde hace más de una década, y que han pagado su libertad con una fianza de 100.000 euros. A finales del año pasado TVE lanza un “concurso” para cortar la dependencia de los explotadores de canciones libres de derechos alteradas. La cadena pública prefiere que los derechos de autor queden en casa y no tener que compartirlos con intermediarios.

El Sindicato de Músicos denuncia este entramado que se ha beneficiado del concurso, donde no se remunera a los autores y encima se plantea una censura explícita

El concurso no aclara si el filtro se construye para acabar con la música de baja calidad creada por autores de dudosa cualificación, tal y como identifica el auto del juez de la Audiencia Nacional en “la rueda” de la SGAE. RTVE sólo quiera autores con un repertorio de 15 minutos de obra propia. No quiere monos componiendo. Pero no deja lugar a dudas en sus intenciones económicas: las obras no pueden estar sujetas a ningún contrato editorial o discográfico, porque los derechos deben quedarse en manos de la cadena.

Todo para TVE

Ésta se encargará de difundir y cobrar la obra en todos los formatos que quiera (analógicos, digital, cable, TDT, etc), tanto para streaming como descargables, y en todo el mundo, sin que repercuta a favor del autor. ¿Qué aporta la cadena pública? El estudio “y todos los elementos técnicos y humanos necesarios hasta la edición de la copia de emisión”. Desplazamiento, estancia, traslado de instrumentos al plató o lo que sea necesario para efectuar la grabación, corren a cargo de los músicos.

Quizá el punto más grave de las bases de suscripción a la selección de músicos sea el número 13, en el que se aclara que los temas musicales “no deben contener expresiones o gestos de naturaleza política o similar”. “No se permiten tampoco palabras malsonantes, ni lenguaje verbal o corporal grosero o generalmente considerado inaceptable, tanto en las letras como en la interpretación de la canción, ni expresiones que puedan ser constitutivas de delito o falta según la legislación vigente”, puede leerse en la web de la cadena pública, donde la libertad de expresión queda constreñida a los intereses del organizador.

Desde el Sindicato de Músicos consideran, tal y como apuntan a EL ESPAÑOL, que en RTVE alguien debería dar explicaciones por la manera de actuar. “No sólo por la “rueda” hasta el año 2014, sino porque posteriormente este entramado se ha beneficiado del concurso para TVE es música, donde no se remunera a los autores y encima se plantea una censura explícita. Vemos que “la rueda” es la punta del iceberg en muchos otros problemas relacionados con la música en televisión”.

Derechos bajo cero

Hay más: el autor autoriza a RTVE a quedarse en exclusiva con el repertorio inédito, así como para utilizar libremente y sin limitación cualquier grabación. El autor deberá pedir permiso y autorización al ente público si quiere rescatar su obra.

¿Y cuánto reciben los autores por crear y entregar a la cadena pública su trabajo para que ésta haga lo que quiera con él? Cero. “Los autores de los temas que resulten seleccionados cederán a RTVE todos los derechos” para su grabación y “la más amplia explotación de las mismas”. “Incluso con finalidad editorial y discográfica”. Es decir, que si a la cadena descubre un filón en la difusión de uno de los grupos, tiene derecho para explotarlo sea como sea.

Por si no había quedado claro: los autores entregarán sin limitación o condición alguna la totalidad de los derechos de explotación, y en especial los de reproducción, distribución, comunicación pública, transformación y sincronización sobre la canción (letra y música) presentada”. Porque si no les gusta también pueden retocarla. TVE ha perfeccionado “la rueda”: ya no es música desconocida pero muy rentable, ahora son músicos desconocidos.