Ildefonso García-Serena.

Ildefonso García-Serena. Ildefonso García-Serena

Libros PRESENTACIONES

Así es 'El hijo del doctor', el libro de Ildefonso García-Serena sobre el "trágico" exilio español

El escritor argentino García-Serena presenta en Madrid su novela 'El hijo del doctor' (Vegueta), un relato con un toque autobiográfico sobre la búsqueda de una nueva vida.

Noticias relacionadas

No es una novedad el saber que la historia es cíclica. Y los españoles, más que cualquier otro pueblo, conocen de primera mano la dificultad y la angustia de verse obligados a abandonar su hogar por un lugar mejor. En una época donde la crisis de refugiados está más al día que nunca, el escritor Ildefonso García-Serena, nacido en el exilio republicano español de Lati­noamérica en 1949, publica de la mano de Vegueta Ediciones el libro El hijo del doctor

"Yo soy hijo del exiliado pero yo no he sido exiliado nunca. Soy un mero espectador", comenta García Serena en el Círculo de Bellas Artes frente a un público intrigado por la nueva novela del argentino. La presentación cuenta, ni más ni menos, con la participación del periodista Manuel Campo Vidal y el cineasta José Luis García Berlanga. Casi nada. "Es una crónica sentimental preciosa de la España del siglo XIX", confiesa Campo Vidal haciendo referencia al también escritor Manuel Vázquez Montalbán. 

Y es que a raíz de la desaparición de su bisabuelo Román, el cual desencadenó un drama familiar irreversible, Leo inicia un viaje para descifrar los enigmas que han rodeado a su familia a lo largo de décadas. Esta "trágica historia", afirma, comienza en España con Leo y se retrotrae 120 años atrás. La historia tiene también detalles autobiográficos —aunque Berlanga insista en que no lo es— y del entorno del escritor. "Muchos de los que aparecen en el libro son personajes históricos aunque también hay personajes de ficción que reflejan esa historia de miles de familias que tuvieron esa terrible sensación del exilio", declara a EL ESPAÑOL.

La novela repasa los últimos dos agitados siglos a través de los antepasados de Leo: la España del final del siglo XIX, la Segunda República, la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial y el éxodo a Argentina para finalmente regresar a la España franquista.

El hijo del doctor narra no solo una historia en la que se reivindica la memoria de los emigrantes, sino que es un canto a la amistad, la lealtad y todos los aspectos en los que se puede manifestar el amor. "Son unos putos perdedores que no tienen otro remedio que salir adelante", explica a este periódico. Es lo que pretende el escritor; contar una historia "trágica" de la cual la "solidaridad" es clave para la evolución de la novela.