Imagen publicada por el Premio Cervantes, Sergio Ramírez.

Imagen publicada por el Premio Cervantes, Sergio Ramírez.

Libros Conjunciones equivocadas

Sergio Ramírez, un Premio Cervantes con falta de ortografía (por duplicado)

El galardonado con el mayor reconocimiento de las letras en castellano no distingue entre "por que" y "porque". 

Sergio Ramírez, el nuevo Premio Cervantes mantiene fijo desde el pasado lunes, en su perfil de twitter, una falta de ortografía por duplicado. El gazapo que humaniza al recién coronado con el máximo galardón de las letras en castellano está incluido en la dedicatoria a los asesinados en las revueltas en Nicaragua, con la que avanzó su discurso en la ceremonia de entrega, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. El escritor y ex político nicaragüense no distingue entre “porque” y “por que”.

El propio galardonado muestra a la cámara el papel impreso con sus palabras, en el que incluye la nota con la errata y la comparte con sus casi 47.500 seguidores. Curiosamente, ninguno de las respuestas al tuit advierten al autor del fallo. Por si no quedara claro, la falta se repite tanto en el cuerpo del texto del tuit, como en el selfie portando la “chuleta”.

“Permítanme dedicar este premio a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia, y a los miles de jóvenes que siguen luchando, sin más armas que sus ideales, porque Nicaragua vuelva a ser República”. Esta nota no se incluyó en el maravilloso discurso escrito y leído por el autor de Adiós muchachos (1999).

LA RAE aclara

La RAE aclara que se usará “porque”, junto, siempre y cuando se trate de una conjunción casual, “para introducir oraciones subordinadas que expresan causa, caso en que puede sustituirse por locuciones de valor asimismo casual como puesto que o ya que”. Evidentemente, no es el caso. Los ejemplos que pone aclaran el uso: “No fui a la fiesta porque no tenía ganas” [= ya que no tenía ganas] o “La ocupación no es total, porque quedan todavía plazas libres” [= puesto que quedan todavía plazas libres].

Discurso de aceptación del Cervantes

El uso correcto escrito habría sido el “por que”, ya que se trata de una preposición (por) más el pronombre relativo (que). “En este caso es más corriente usar el relativo con artículo antepuesto (el que, la que, etc)”, añaden las normas publicadas por la RAE. Y entre sus ejemplos: Este es el motivo por (el) que te llamé”.

También puede darse la preposición por más la conjunción subordinante que. “Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposiciópor y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que”. Ejemplos para este caso: “Al final optaron por que no se presentase”. Este es el caso que debería haber usado Sergio Ramírez para escribir correctamente su agradecimiento leído.

En el Diccionario panhispánico de dudas, la Academia especifica que no debe confundirse la conjunción "porque" con la secuencia en que aparece escrito "por que" en dos palabras, en el caso en el que "la combinación de la preposición "por" exigida por un verbo, un sustantivo o un adjetivo, seguida de la conjunción subordinante "que"". Un ejemplo: "No había que preocuparse por que me volviera la destemplanza» (Mendicutti Palomo [Esp. 1991]).