Museo del Prado.

Museo del Prado. Daniel Canogar

Arte BICENTENARIO

El Museo del Prado bate su récord histórico de visitantes con el Bicentenario: 3,3 millones

El museo español más importante ha aumentado su marca respecto al año pasado en 93.000 personas.

Noticias relacionadas

El Museo del Prado ha batido en el año de su bicentenario su récord histórico de visitantes con 3.353.685 millones de personas, un 2,8 % más de su máximo histórico registrado en 2016, cuando visitaron el museo 3.260.742.

Los datos corresponden a 2019 y con fecha de 15 de diciembre, por lo que la cifra previsiblemente se incrementará con los datos de afluencia de las dos últimas semanas del año.

La gran afluencia de público de este año se debe a la amplia y variada programación del museo con motivo de su bicentenario, que ha incluido más de cien actividades y grandes exposiciones como la dedicada a Fra Angélico y a las pintoras Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana.

El perfil del visitantes sigue siendo mayoritariamente extranjero (60,83 %), con los ciudadanos de Estados Unidos a la cabeza (seguido de Italia, Francia y la República de Corea).

"El objetivo del Bicentario era estrechar lazos con la sociedad y lo hemos conseguido", ha subrayado el presidente del Real Patronato del museo, Javier Solana, quien se ha mostrado convencido de que la celebración deja un "impacto positivo" en la sociedad.

El director del Prado, Miguel Falomir, ha mostrado su satisfacción por los objetivos alcanzados, no solo de visitantes, sino también de impacto social y mediático, dentro y fuera de españa del Bicentenario de la exposición.

"Estas cifras -ha dicho- consolidan al Prado como el museo más visitado de España". "Ha sido todo un éxito. Nuestros objetivos se han cumplido. Mucha gente ha venido al Prado este año por primera vez y estamos muy contentos", ha asegurado.

2020 también será el año en que finalice la moratoria de préstamos de obras que la entidad estableció con motivo de las celebraciones de su Bicentenario y el año en que se inaugure la sala acorazada ubicada en el sótano del edificio, en el que se instalará una muestra permanente dedicada a la historia del propio museo, con planos, pinturas y maquetas para explicar su historia y evolución.

Falomir y Solana han agradecido a la ciudadanía y los trabajadores de la entidad el apoyo y el esfuerzo mostrado al museo en su Bicentenario. "Da pena que se acabe, pero la vida sigue", ha dicho el presidente del Patronato.