La obra censurada de Sierra.

La obra censurada de Sierra.

Arte Libertad de expresión

El Museu de Lleida expondrá 'Presos políticos', la obra censurada de ARCO

El mismo museo que acogió el Tesoro de Sijena abraza ahora la obra retirada de Santiago Sierra: "Nos ha llamado Tatxo Benet y nos ha hecho la propuesta, nosotros estamos encantados".

El comprador de la obra retirada en ARCOmadrid 'Presos políticos en la España contemporánea', el periodista y empresario leridano Tatxo Benet, ha propuesto al Museu de Lleida que exponga la pieza y la galería ha aceptado. "Nos ha llamado Tatxo Benet y nos ha hecho la propuesta, nosotros estamos encantados", ha asegurado a Europa Press el director de la galería, Josep Giralt, que no ha concretado qué día podrá verse la exposición.

Retiran la obra "Presos políticos" de la feria ARCO

Este mismo jueves, la Diputación se había puesto en contacto con el equipo de Tatxo Benet y le había ofrecido una sala del Institut d'Estudis Ilerdencs (IEI) para mostrar la pieza en Lleida. La obra retirada, valorada en 80.000 euros, se compone de fotografías pixeladas de hasta 24 personas con una breve explicación de los motivos por los que habían sido encarcelados. Entre estos presos se encuentran el líder de ERC, Oriol Junqueras; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el expresidente de la ANC Jordi Sànchez.

Fuerte polémica

En una entrevista con este periódico, Santiago Sierra, el autor de la polémica obra, aseguró que el acto es un insulto a la inteligencia del público y un desprestigio para la feria. "Es un acto de censura de manual, un anacronismo exótico. Si España no es una dictadura, se le parece bastante", señaló Sierra.

Ha sido Ifema la que ha solicitado a la galería Helga de Alvear la retirada de la obra de Sierra por la polémica que ha suscitado en los medios la exhibición de esos cuadros. Desde la Comunidad de Madrid, donde gobierna Cristina Cifuentes (PP), se han limitado a decir que es una "decisión consensuada entre la dirección de Ifema y la galerista". Y que, por tanto, "no soy quién para valorar decisiones tomadas entre dos partes".

Por otra parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no acudió hoy a la inauguración de ARCO para expresar su disconformidad por la retirada la obra de Sierra, a la que el Consistorio se opuso. Fuentes municipales han indicado a Efe que la alcaldesa reivindica la existencia de la libertad de creación y ve como un "retroceso en la democracia" la retirada de esta obra, por lo que no participó hoy en la inauguración oficial sino que visitó la Feria Internacional de Arte Contemporáneo en otro momento.