Almodóvar, Michelle Obama y Penélope Cruz. Fotografía extraída del Instagram de la actriz.

Almodóvar, Michelle Obama y Penélope Cruz. Fotografía extraída del Instagram de la actriz.

Cultura Política y propaganda ibérica

Michelle Obama quiere ser chica Almodóvar

En un país en el que la influencia del PP ha conseguido que "Marca España" sea siempre Rafa Nadal y nunca Penélope Cruz, los Obama han hecho un guiño al cine español citándose con dos de sus grandes referentes.   

El cine español no está acostumbrado a los mimos políticos ibéricos, sino a sus desplantes y bufidos, más intensos y descarados desde aquellos Goya que gritaron “No a la guerra” en 2003. “Marca España”, en el imaginario popular, es Rafa Nadal y no Pedro Almodóvar. Han sido años de desamor y tiranteces donde el pan cultural de cada día era que Mariano Rajoy felicitase a nuestros deportistas con recurrencia e ignorase nuestros triunfos cinematográficos. Del PP emanaban loas a Ana Peleteiro “por su histórico bronce” o a Saúl Ordóñez “por su nueva medalla para España”, pero sólo silencio cuando Penélope Cruz hacía historia al conseguir el premio César Honorífico de la Academia de Cine Francés.

No chirrían estos simbólicos gestos del PP si se tiene en cuenta que Rajoy, en su última legislatura, acudió cinco veces al fútbol y ninguna a los Goya. Su mando nunca se ha caracterizado por la defensa de la cultura, sino por su machaque a golpe de IVA y de criminalización al pensamiento crítico, pero lo fundamental es que ha instaurado cierta mirada de reprobación social hacia el talento de nuestro cine. En el extranjero no pasa lo mismo: de hecho, cuidan más a nuestros genios que aquí. Ahí Bardem, convirtiéndose en el primer actor español en ganar un Oscar, o Almodóvar, que ha sido programado hasta en el MoMA de Nueva York, en un homenaje en forma de retrospectiva.

El abrazo de Michelle Obama 

Si la visita de los Obama a España hubiese seguido la tónica habitual, habrían dedicado todas sus reuniones a celebrar la existencia de nuestros excelsos deportistas. Se habrían dejado contagiar por el espíritu heredado del PP (que el nuevo Gobierno socialista aún no ha tenido tiempo de enmendar). Pero, tras visitar El Prado y el Thyssen, y tras disfrutar de un concierto de flamenco de Pitingo, acudieron a la recepción del exembajador de EEUU en España, James Costos. Allí pudieron encontrarse con Pedro Almodóvar y Penélope Cruz, con quien Michelle Obama posó sonriente.

Penélope Cruz ha compartido la instantánea en su Instagram acompañada de este texto: “Qué placer y qué honor ha sido para Pedro y para mí conocer a la pareja más inspiradora. He conocido a mucha gente gracias a mi trabajo, pero pocos me han impresionado tanto como Barack Obama y Michelle Obama. Maravillosos”, ha expresado la actriz.

El esfuerzo y el prestigio que van labrándose los agentes del cine español da frutos por sí mismo, sin ayudas del manto político. Los datos siguen avalando: hace un mes se revelaron los 14 nombres de actores españoles que hay entre los más de 900 invitados como nuevos miembros de la Academia de Hollywood. Ahí Javier Cámara, Carmen Maura, Verónica Echegui, Javier Gutiérrez, Eduardo Noriega, Rubén Ochandiano, Rossy de Palma, Carlos Bardem, Natalia de Molina, Bárbara Lennie, Emma Suárez, Marta Etura, Ángela Molina y Jordi Mollà.