XXXTentacion, en una foto de archivo.

XXXTentacion, en una foto de archivo.

Cultura MÚSICA

Vida de un rapero delincuente: XXXTentacion entre maltratos, robos y cárcel

La la tortuosa vida y obra del rapero XXXTentation. Su ascenso al éxito marcado por problemas legales y violencia.

XXXTentacion parecía condenado a morir joven. Comenzó su carrera musical en el coro de la escuela: golpeó a uno de sus compañeros y le expulsaron. Su futuro iba a rimar con su pasado. El cantante pasó nueve meses en un centro de menores por posesión de armas. Era un chaval, sin vigilancia paterna y pobre. Nació con buenas cartas y las perdió entre asaltos, drogas y juegos de amor.

Su ascenso al éxito le costó el descenso a la cárcel varias veces. Vivió a la misma vez su boom como cantante y su declive como persona. Las letras de sus canciones provenían de la angustia ferviente y la desesperación frustrante. Desde un lugar de agitación emocional que ni él sabía frenar. “Mátame ahora, adormece el dolor, solo quiero que se detenga / Huye, huye de mi corazón roto”, dice una de ellas. De ahí su transformación en celebridad y fracaso.

En 2015, fue acusado de cometer una invasión del hogar de su ex pareja, robo y agresión agravada, según documentos judiciales. Fue arrestado. También le acusaron de violencia de género contra su ex novia. XXXTentacion pateó, golpeó, abordó y "pisoteó" a la mujer, porque se había atrevido a cantar la canción de otro artista.

Cada vez controlaba menos e iba a más. Logra camelar al juez y consigue que la prisión se convierta en arresto domiciliario. Pero agota su libertad pronto y se salta la condicional para agredir de nuevo a su ex pareja (tras confesarle que había dormido con otro hombre). Una vez más es arrestado y acusado de agresión con agravantes a una mujer embarazada, agresión doméstica por estrangulamiento, detención ilegal y manipulación de testigos. Vuelve a entrar en la cárcel.

Un año después lo liberaran. Entre entradas y salidas de la cárcel, su tema Mírame se colaba en el top 100 de la lista de Billaboard y se convierte en el número uno, con más de 131.000 ejemplares vendidos. Disco de platino en Estados Unidos. Su segundo álbum se convierte en número uno del SoundCloud rap.

El artista era el reflejo perfecto de la cultura pop de una generación perdida y rota, que busca continuamente la satisfacción en lugares cada vez más insatisfactorios. Era inevitable, le atraían los problemas, siendo estos mismos la fuente de su inspiración. Caracterizado por ritmos y letras simplistas, que van desde la arrogancia hasta el nihilismo, el sexo y las drogas. Su sonido era puro, sin filtrar y profundamente real.

Las canciones de X se llenaron no sólo con elementos de fuerte aversión hacia las mujeres, también estaba lleno de efectos modernos de la masculinidad tóxica. La turbulencia emocional en sus canciones fue extremadamente evidente. Depresión, pensamientos suicidas, largos períodos de sufrimiento mental pausados lo por una fuerte dependencia de las drogas farmacéuticas. Esto describe no sólo la música de XXXTentacion, sino también el paisaje americano moderno.

Mientras cosechaba éxitos en SoundCloud, tuvo varios enfrentamientos con Spotify, que pretendía eliminar su música de las listas de reproducción debido a sunueva política de contenido de odio y conducta odiosa. Pero los directivos de Spotify tuvieron que retraerse y dejar la música del rapero intacta en sus listas de reproducción.

“Luchad por vuestros sueños”, les dijo a sus 9,5 millones de seguidores en Instagram antes de morir por dos disparos, ayer, a los 20 años. Estaba a la espera de un nuevo pleito y se preparaba para ganarlo una vez más. La cárcel volvía a amenazarle, pero un tiroteo en una tienda de motocicletas se le cruzó en su libertad sin condiciones.