FESTIVAL WARM UP

FESTIVAL WARM UP Marcial Guillén Agencia EFE

Cultura

Izal responde a las acusaciones de acoso y dice que "banalizan" las violaciones

El cantante asegura que le "revuelve el estómago el menosprecio a la mujer" y niega "categóricamente cualquier acto de acoso, violación o actividad de carácter físico y sexual no consentida", con adultos y menores.

Mikel Izal ha contestado a las acusaciones de Twitter: varias usuarias han colgado capturas de pantalla con conversaciones privadas con el cantante o han relatado anécdotas en las que el joven habría desarrollado una conducta sexual inapropiada con ellas o sus conocidas. Ante la potencia viral de la acusación, Izal ha lanzado un comunicado en sus propias redes sociales: “Ante la horrible campaña que acontece desde ayer en redes contra mi persona, me veo obligado a emitir este comunicado en uno de los perores días que recuerdo, y los de mi familia”, comienza.

“Las redes sociales han sido y son una gran herramienta en estos años para el desarrollo de mi vida profesional. Pero, como nada es blanco o negro, acaban de mostrarme su lado más terrible, dañino, injusto y falaz. Ayer la red y su crueldad anónima distorsionó el contenido de mi corazón y mi cerebro hasta hacerlos irreconocibles, usando además como arma aquello que quien me conoce sabe que me revuelve el estómago: el menosprecio a la mujer”, escribe el músico. “No hay nada de gracioso, entretenido o ingenuo en esos textos acusadores y gratuitos que circulan libremente por la red y que hoy me hacen pasto de las llamas a mí, mañana a quién sabe quién”, lamenta.

Recuerda que estas acusaciones “no sólo destapan y atentan contra la vida privada, un derecho de todos/as, sino que banalizan, monetizan y manosean problemas muy graves que son lacra social y tarea de la Justicia. Por supuesto, niego rotunda y categóricamente cualquier acto de acoso, violación o actividad de carácter físico y sexual NO consentida. Ni con personas adultas ni por supuesto con menores de edad”.

Por último, subraya que ha llevado su vida privada “como tal, siempre desde el respeto a la otra parte, de forma honesta, transparente y sin absolutamente ninguna actitud vejatoria. A partir de aquí, me reservo el derecho de tomar las acciones legales que se consideren oportunas”.