Vandana Shiva.

Vandana Shiva.

Cultura Entrevista

Vandana Shiva: “El feminismo tiene que luchar para acabar con el capitalismo”

La activista india ha acudido a Madrid y ha hablado con EL ESPAÑOL sobre cómo terminar con la desigualdad entre hombres y mujeres.

El feminismo no nació en 2017. Aunque el año pasado haya sido cuando la desigualdad entre hombres y mujeres se haya puesto en el foco, muchas guerreras llevan peleando por ello desde hace décadas. Es el caso de la activista india Vandana Shiva, que a pesar de doctorarse en Física Cuántica, decidió que era mejor dejar los libros y salir a la calle para denunciar todas las injusticias del mundo.

Para Shiva el machismo es un problema que viene de siglos atrás, exactamente desde que Cristóbal Colón descubre América y se impone una estructura patriarcal a todas las razas y culturas. La mujer, desde entonces, ha sido menospreciada y señalada. Pero la lucha de la mujer no debe ir aislada. Ese ha sido durante años el problema, pensar que cada pelea era diferente, cuando realmente siempre se trataba el mismo problema: el capitalismo que introdujo la dominación del hombre blanco.

Vandana Shiva ha creado un término bajo el que cree que se encuentra una solución a todos nuestros males, el ecofeminismo. Un movimiento que pasa por poner a las mujeres al frente del poder para que “compartan y cuiden” a la gente, en vez de estar dominados por “la avaricia” de los hombres que nos han conquistado. La activista ha visitado España para presentar su último libro ¿Quién alimenta realmente el mundo? (Capitán Swing), en el que planta su mirada sobre otra de las lacras de nuestro planeta: el dominio de las grandes corporaciones de la industria alimenticia y cómo estas son las responsables del hambre y la enfermedad de la gente.

Vandana Shiva.

Vandana Shiva.

¿Quién alimenta realmente el mundo?

En mis 35 años en los que trabajé en la agricultura, me di cuenta de que es la naturaleza la que realmente alimenta al mundo. No tendrías comida sin las semillas, sin el sol, sin la biodiversidad, sin la fotosíntesis que nos da todo lo que necesitamos, sin un planeta sostenible. La gente vivía sin la agricultura y sobrevivía y comía. Después vino la agricultura sedentaria, ¿y quién domesticó la tierra? Las mujeres, así que las mujeres alimentaron al mundo. Incluso hoy, a pesar de las multinacionales, son las pequeñas granjas las que dan los alimentos, sólo que luego hay una gran diferencia entre lo que se comercia y lo que llega a la mesa, que es comida tratada.

Las grandes corporaciones controlan el mercado, y están poniendo cada vez más cosas en nuestra cesta de la compra y menos en nuestro plato. Por eso hay hambre, por eso hay millones de personas sin comida y muchos enferman por esa comida. Estamos comiendo comida nutricionalmente vacía, por primera vez hay deficiencia alimentaria en países ricos, porque la comida está llena de tóxicos. El sistema que existe no es el que debería existir, sino un sistema que puede llevar el planeta a la destrucción.

¿El capitalismo y la globalización son el inicio del problema?

El problema del sistema de producción está antes del capitalismo, surge con el colonialismo. Mucho antes de la industrialización en Inglaterra, se llega a la tierra de los nativos americanos y se saquea; los esclavos en África fueron capturados, y la india fue colonizada durante 200 años con un sistema de apropiación de la riqueza del país. Esta estructura organizadas que creíamos que empieza con la industrialización, empieza realmente con el colonialismo, sus raíces están allí, y continúan.

El problema del sistema de producción está antes del capitalismo, surge con el colonialismo

Originalmente no era capitalismo, eran aventureros, pero después se convirtió en guerra, en violencia, y esa es la naturaleza del sistema actual. Así que para acabar con el sistema capitalista hay que acabar con la guerra, con la violencia, crear la paz en todos los sitios. He sido activista política durante 35 años, y esto es lo que sé: tienes que poner tu vida al servicio de algo, saber que la verdad y la compasión son mas fuertes que las mentiras del colonialismo, que es el verdadero nombre que deberíamos usar para el capitalismo. El imperio británico no iba a terminar y lo ha hecho. ha acabado con el brexit, así que todo termina.

¿Acabar con ese sistema significa acabar también con el machismo?

Es que esa misma colonización, basada en la violencia, fue quien creó también el patriarcado y el capitalismo. No es que el patriarcado no existiera antes, pero cuando se une con la avaricia de hacer dinero, y con la dominación como instrumento económico, nace una nueva forma de colonización, la de las mujeres. Antes ya había distintas razas, pero el racismo como problema social surge con el colonialismo, cuando se empiezan a coger a africanos para hacerlos esclavos. Así que frente a ese movimiento de avaricia y dominación, nosotros solo podemos solucionar esta brutalidad dándonos cuenta de que todas las dimensiones de la libertad, son realmente una sola libertad. Y para ello hay que acabar con ese 1% que domina la riqueza mundial. Para ello yo hablo del ecofeminismo, de aceptar la importancia de la naturaleza y el liderazgo de las mujeres para crear una nueva forma de pensar basada en el cuidado y en compartir, y no en privatizar y coger lo que queramos.

Usted siempre dice que si no se acaba con el patriarcado, el mundo se acabará. ¿Cree que sería diferente si las mujeres estuvieran al frente de los países?

Las mujeres reales no dominan el mundo, sino que participan en la vida real. Tatcher no cambió nada, sino que fue un acelerador del problema. Ella decía que no había sociedad, que había individuos, que es el máximo lema del neoliberalismo. Los líderes antiguos, trajeron el patriarcado, el estar dominados por unos pocos, y eso es una irresponsabilidad, porque supone ejercer el poder sin escuchar a la gente, y eso significó el final de la democracia, porque la democracia ya no representa a la gente ni actúa para esa gente, sino que representa a las empresas y actúa para esas empresas. Y en ese sistema una mujer puede ocupar un hueco, pero nunca acabará con el patriarcado o con el capitalismo.

Las mujeres reales no dominan el mundo, sino que participan en la vida real. Tatcher no cambió nada, sino que fue un acelerador del problema

¿Para luchar por el feminismo hay que luchar también contra el capitalismo?

Es que es la misma lucha, porque las grandes corporaciones lo que hacen es perpetuar el patriarcado que rige la sociedad actual. Todo se estructura de una forma patriarcal. La compañía de las indias orientales eran 300 hombres juntos, que fueron para saquear mi país y quitar el 35% de la economía del mundo para dársela al 2% del mundo. Todo es una estructura patriarcal que está, literalmente, construida como una burguesía para hombres ricos y blancos. Así que si crees que el feminismo no tiene que luchar para acabar con ese sistema patriarcal que es el capitalismo, es que no estás hablando de un feminismo real.

Parece que los hombres tienen miedo a decir que son feministas, ¿por qué cree que ocurre eso?

Muy simple, porque durante siglos les han hecho creer que el poder es dominación, y han interiorizado que compartir el poder es una debilidad. Todos los fascismos se construyen alrededor de esa idea de que compartir el poder es una debilidad, por lo que ponen todo en manos de un líder que parece fuerte. Hitler prometía un liderazgo fuerte, Franco prometía un liderazgo fuerte, y todo surge del miedo al otro, del miedo a compartir el poder, del miedo a la libertad de los otros. Los hombres tienen que compartir el poder y no dominar, sino reconocer que no son los dueños y dominadores de la naturaleza, sino solo un miembro más de un conjunto de millones de especies, y debemos ir de la mano.

Todos los fascismos se construyen alrededor de esa idea de que compartir el poder es una debilidad, por lo que ponen todo en manos de un líder que parece fuerte

¿Es posible un nuevo tipo de hombre?

Cuando estudiaba física hablaba en abstracto, pero en la vida, vivo la realidad, y te digo que las generaciones que vienen, y lo veo en mi propio hijo, van más allá de mis ideas de ecofeminismo. Está pasando, no es algo teórico, y eso está polarizando al mundo, porque unos cuantos se están volviendo mas violentos, más patriarcales,miralas mafias en austria, o en Alemania, el auge de la extrema derecha, que también ha ocurrido en India. Eso ha sido dramático, el lugar de Gandhi y Budha, un lugar donde nunca habíaa existido... eso es la última expresión del miedo del patriarcado, y se expresa por violencia y dominación. Tenemos la obligación de propagar la compasión y la esperanza de que otro futuro es posible.