El panel de signos retrata un toro, dos cigüeñas y un pájaro ibis

El panel de signos retrata un toro, dos cigüeñas y un pájaro ibis Yale News

Cultura

Elefantes embarazados: hallan los jeroglíficos egipcios más antiguos

El descubrimiento realizado por los arqueólogos de la Universidad de Yale muestra un sistema de escritura dominante en el Antiguo Egipto.

Un grupo de arqueólogos de Yale junto al Museo Arte e Historia de Bruselas ha descubierto un sistema de escritura egipcia no vista antes en la ciudad egipcia de Elkab.

El descubrimiento, presenta un sistema antiguo de escritura egipcia nunca antes registrado.“Este reciente descubrimiento de arte rupestre en El-Khawy conserva algunos de los signos más antiguos y grandes de las etapas formativas de la escritura jeroglífica. Proporciona pruebas de cómo los antiguos egipcios inventaron un sistema de escritura único”, según explica a Yale News el egiptólogo John Coleman Darnell, codirector de la exploración y profesor en el Departamento de Yale de lenguas y civilizaciones del Cercano Oriente.

Los arqueólogos también identificaron un panel de cuatro signos, datado en el 3250 a.C, escrito de derecha a izquierda y que marca el tipo de escritura dominante posterior. La cabeza de un toro, dos cigüeñas situadas espalda con espalda y un pájaro ibis, este retrato, común en las representaciones sobre el ciclo solar, ha sido la prueba de que existió una nueva forma de disposición de símbolos. El mismo egiptólogo, vincula este tipo de inscripciones con el concepto de autoridad real que existía por encima del cosmos.

Excavación arqueológica en Elkab (Egipto).

Excavación arqueológica en Elkab (Egipto). Universidad de Yale

No es la primera vez que alguien ve estos jeroglíficos, pero sí a esta escala tan masiva. Según cuentan los expertos, cada uno mide más de medio metro de altura y el cuadro entero es de uno 70 centímetros de altura.

Uso extenso

Estos descubrimientos revelan que no había un desarrollo lento de la escritura como se creía anteriormente, en concreto en el uso burocrático. “También sugiere que hay un uso mucho más extenso del sistema de escritura temprana que lo indicado en cualquier otro material arqueológico superviviente".

El área donde los investigadores localizaron las inscripciones está al norte del desierto de Elkab. Esta ciudad junto a Hierakonpolis, situada al otro lado del río y conocida como su ciudad gemela, eran centros muy importantes en el Antiguo Egipto, y demuestran que el sistema comunicativo en estas áreas no se limitaba a los pequeños tokens.

Las inscripciones no se colocaban al azar, la mayoría están situados a lo largo de las carreteras principales, sean o no paralelas al Nilo o sean caminos que se dirigen al desierto. Los arqueólogos apuntan a que se situaban en cualquier punto donde una persona pudiera parar en su viaje.

Un nuevo lenguaje

Una forma pionera de grabación ha permitido adquirir una serie de imágenes en 3D de las inscripciones que hace posible grabar los sitios con un nivel de exactitud y detalle que permite tener el sitio como un lugar o una ubicación concreta y no sólo una serie de inscripciones.

No se trata sólo de un nuevo sistema de escritura. Con esta exploración, los investigadores han encontrado una nueva forma en la que los egipcios representaban a hembras de elefante embarazadas. En una roca está representado un elefante, tallado entre los años 4.000-3500 a.C, con otro elefante más pequeño dentro de él. Darnell lo define como “una manera increíblemente rara de representar a un animal femenino embarazado”.