El escritor ha pasado el año conociendo rincones de España y del extranjero.

El escritor ha pasado el año conociendo rincones de España y del extranjero.

Famosos DESCUBRIENDO MUNDO

Los 15 viajes de Màxim Huerta desde su dimisión como ministro de Cultura y Deporte

El periodista decidió poner tierra de por medio cuando dimitió de su cargo en el Gobierno. Pero sus escapadas continuaron a lo largo de un año.

Noticias relacionadas

Màxim Huerta (48 años) o Máximo, como ahora se hace llamar tal y como aparece en su DNI, vivió hace justo un año un cambio mucho más radical que el que muestra su nombre. Tras la moción de censura, Pedro Sánchez (47) le eligió como su ministro de Cultura y Deporte, un cargo que cambió su vida, pero en el que apenas duró 6 días. Las redes sociales y los titulares de los medios de comunicación le apodaron entonces Máxim 'El breve', una polémica tras la que, después de dimitir y salir de la Moncloa del brazo de su madre, puso rumbo al extranjero. Desde entonces, lleva 12 meses viviendo entre carreteras y aerolíneas.

JALEOS recorre los rincones de España y parte del extranjero que ha visitado el escritor en este año tan diferente y convulso para él:

1. Londres

Junto a unos amigos en la hora del té inglesa.

Junto a unos amigos en la hora del té inglesa.

Fue el primer destino al que voló para alejarse en cuerpo y alma de España y de la polémica surgida tras su breve paso por la cartera ministerial. En la capital inglesa se refugió en varios amigos que le devolvieron la sonrisa después de que en su discurso de dimisión mostrara un rostro serio y al borde de la lágrima que paralizó los contenidos de televisión para enfocar en primer plano al periodista.

2. Altea

En Altea Máxim se siente cuidado por su familia.

En Altea Máxim se siente cuidado por su familia.

Tras una semana en Londres, el valenciano volvió a sus raíces y a su tierra natal para reencontrarse consigo mismo y con los suyos. Sus familiares y amigos le recibieron con los brazos abierto y con una reunión familiar que le "devolvió la vida". Recargó pilar con los atardeceres  alicantinos y la naturaleza verde de su interior. En el municipio costero permaneció una semana antes de volver a Madrid, donde tan solo estuvo dos días de rigor y compartiéndolo con amigos y totalmente aislado de lo que los medios dijeran de él. Después de 48 horas en la capital volvió a coger un vuelo para traspasar las fronteras españolas.

3. La Provenza

Su tercer destino fue La Provenza.

Su tercer destino fue La Provenza.

El 5 de julio de 2018 apareció posando en un paraje de ensueño. Su ubicación de Instagram le localizaba en La Provenza francesa. Disfrutó tanto que hubo días que desconectó del móvil y de las redes sociales. Pasó 21 días allí, envuelto en los palacios antiguos, en los puertos, los pueblos pequeños y los paseos al anochecer.

4. Benidorm

Volvió a su rincón favorito del mediterráneo en la Comunidad Valenciana. Solo lo hizo por tres días y para broncearse en sus playas preferidas y en su ambiente más cómodo.

5. Almería

Máxim, disfrutando del sol en Cabo de Gata.

Máxim, disfrutando del sol en Cabo de Gata.

No se despidió del sol, pero quiso bajar algunos kilómetros en la geografía española para seguir acalorándose con el astro rey. Sin embargo, cinco días después se volvió a su Altea natal.

6. Italia

A mediados de agosto ya se había olvidado de la polémica gracias a sus amigos.

A mediados de agosto ya se había olvidado de la polémica gracias a sus amigos.

Acompañado por cinco amigos, Máxim puso rumbo al país transalpino para recorrer sus pueblos menos turísticos pero más bellos. Durante 12 días, el periodista no se cansó de comer pizza, caminó por las rutas campestres más exóticas, se refugió en el calor de las regiones más desconocidas de Italia y saboreó unas buenas cervezas en compañía de su grupo de amigos. Poco a poco la polémica en España sobre su dimisión se iba disipando y él cada vez mostraba una sonrisa más auténtica en su rostro.

7. Sepúlveda

En su séptimo destino, Huerta decidió dejar clara una cosa: "Colgar fotos no significa estar de vacaciones, ojalá lo estuviera". El periodista quiso perderse por Segovia durante dos días para obtener la inspiración necesaria para redactar sus novelas.

8. Mallorca

Máxim voló a Mallorca, un paraíso que también le fascina.

Máxim voló a Mallorca, un paraíso que también le fascina.

Según cuenta en sus redes sociales, viajó a la isla balear en busca de "paciencia" y la encontró. No permaneció muchos días en la localidad pero fueron suficientes para lograr la calma. Era el mes de octubre y tras esta escapada exprés volvió a la península.

9. Cadaqués

Cual marinero en la mar mediterránea.

Cual marinero en la mar mediterránea.

Girona fue el siguiente destino del autor, donde se reunió con familiares y amigos para disfrutar del mar mediterráneo. Con un gran velero disfrutaron de la Costa Brava, de almuerzos y meriendas a bordo y de las conversaciones más profundas y las charlas más divertidas. 

10. Santiago de Compostela

Galicia fue otro de los destinos en los que Máxim se refugió.

Galicia fue otro de los destinos en los que Máxim se refugió.

Después de tres días en Madrid volvió a tomar la carretera y se presentó en Galicia. Era 12 de octubre, Fiesta Nacional, cuando llegó a Santiago de Compostela. La ciudad le cautivó y visitó también otros rincones gallegos como el Mirador de A Curota o el faro de Corrubedo.

11. Ávila

Solo hay que ver la imagen para saber que sus amigos han sido su mejor medicina.

Solo hay que ver la imagen para saber que sus amigos han sido su mejor medicina.

El escritor se desplazó hasta Casavieja, en pleno Valle del Tiétar, en Castilla y León, y se alojó con amigos en una rústica casa con piscina y rodeada de vegetación. Los paisajes desde la montaña se convirtieron en la mejor inspiración para el autor. Después de este fugaz viaje, volvió a Altea y su escondite alicantino.

12. Diosleguarde

Siempre en busca de la calma, Máxim la encuentra en pequeños pueblos.

Siempre en busca de la calma, Máxim la encuentra en pequeños pueblos.

Tras un mes entre Madrid y Altea, la región castellano-leonesa fue su próximo destino para perderse. Esta vez escogió Salamanca, y concretamente el pueblo Diosleguarde, un coqueto lugar de escapada donde pasó un fin de semana con pocos amigos y una chimenea humeante.

13. París

El escritor domina a la perfección el francés y se desenvolvió sin problema en la capital gala.

El escritor domina a la perfección el francés y se desenvolvió sin problema en la capital gala.

Del 29 de noviembre al 3 de diciembre disfrutó de la prenavidad en París. Siempre es buena idea visitar la capital francesa y más aún para Máxim que domina a la perfección el idioma y conoce sus calles como un auténtico lugareño. Tanto que volvió a Madrid y no abandonó la ciudad española hasta el 16 de febrero de este año y fue para regresar a París durante cinco días.

14. Navia

El náutico paisaje de Navia le acompañó a principios de mayo.

El náutico paisaje de Navia le acompañó a principios de mayo.

A lo largo de tres meses, Huerta ha pasado su día a día entre Altea y Madrid, su lugar natal y su localidad de residencia. Pero con motivo del puente de mayo volvió a coger el transporte hacia un punto determinado de España y en esta ocasión, en plena primavera, el periodista quiso conocer más de cerca la costa asturiana. La villa del principado es un lugar ideal para empaparse de la tranquilidad y respirar aire puro. Tras pasar unos días en Galicia el pasado otoño, continuó su tránsito por la zona atlántica visitando Asturias, y una vez más optó por uno de los rincones más desconocidos del Norte, huyendo de los clásicos más turísticos.

15. Bergamo

Después de volver a repartirse entre Altea y Madrid, retomó su idilio con Italia. El periodista ha estado del 27 de mayo al 1 de junio fotografiándose en el Lago di Como y en los paisajes de Bergamo y Bellagio, en la región de Lombardía.

Máxim en Bellagio, disfrutando de nuevo de Italia.

Máxim en Bellagio, disfrutando de nuevo de Italia.

[Más información: Las enfermedades de Màxim 'El Breve' tras dimitir al sexto día: sufrió depresión y agorafobia]