Paz Padilla y su hija Anna con la que se ha aventurado a formar un nuevo negocio.

Paz Padilla y su hija Anna con la que se ha aventurado a formar un nuevo negocio.

Famosos EMPRESAS DE FAMOSOS

El nuevo negocio de Paz Padilla: abrirá un hotel con su hija, Anna Ferrer

La presentadora inaugurará próximamente el complejo en Zahara de los Atunes (Cádiz), llamado No ni ná y decorado por ella misma.

Paz Padilla (49 años) se ha aventurado a crear un nuevo negocio junto a su hija, Anna Ferrer Padilla (22). Se trata de un hotel a la orilla del mar, en Zahara de los Atunes, Cádiz, que recibirá el nombre de No ni ná (expresión típica de la localidad). 

La presentadora de Sálvame y la joven influencer han sido las encargadas de publicitar este nuevo reto empresarial en sus redes sociales, en el propio perfil de Instagram que ya tiene el negocio. En las imágenes que se presentan ya de este recinto, se puede ver que madre e hija se están afanando en cuidar hasta el más mínimo detalle. Tanto es así, que la propia Paz Padilla se está encargando de decorar con sus manos algunos muebles del hotel. En concreto, ha mostrado una especie de escalera con hilos multicolor enrollados. Un toque decorativo artesanal para las estancias.

Ver esta publicación en Instagram

Estamos en construcción pronto podremos dar más información 👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

Una publicación compartida por NO NI NÁ (@noninazahara) el 24 de Feb de 2019 a las 5:04 PST

Su hija también ha mostrado cómo será una de estas habitaciones: todo en blanco, con una cama de tamaño matrimonio con bisel del mismo color, y pequeños toques en negro tanto en la ropa de cama como en el mobiliario. 

Una aventura empresarial para la que ha tenido que hacer un desembolso inicial de 300.000 euros para adquirir el inmueble con capacidad para 25 personas, según desvela Semana.

Paz Padilla está muy unida a su tierra, Cádiz, y no extraña que se haya aventurado a fundar un nuevo negocio en esta zona (muy demandada, además, en la época de verano). La presentadora de Sálvame ya posee un chiringuito, La Trompeta Beach, en la misma localidad. Un negocio que fundó junto a su hermano Luis y que fue todo un éxito desde el día que abrió sus puertas.

Experiencia en el sector

Lo cierto es que Paz Padilla ya tiene experiencia en el sector de la hospedería, y es que desde mediados de los 90 posee un pequeño hotel rural en Girona: Can Miquelet. Se trata de una masía del año 1.700 que ha sido reformada para ofrecer el máximo de comodidades. Es una villa de cinco hectáreas de terreno verde y arbolado con capacidad para 14 personas, que se puede alquilar completa por 1.000 euros al fin de semana y que ha conseguido ser un negocio boyante en poco tiempo, a pesar de que en 2017 la empresa registrara unas pérdidas de 24.000 euros. 

Según los datos que presentó la sociedad en el Registro Mercantil, el último año la sociedad destinó 125.000 euros a gastos de personal, de los cuales unos 60.000 euros corresponderían a la cantidad que percibe Paz Padilla (tras descontar los sueldos de su personal y las pérdidas que tuvo ese mismo ejercicio). 

Dentro del sector servicios también ha fundado un bar: los Tunantes de la Villa, en Villaviciosa de Odón. La presentadora de Sálvame lo creó en 2017 junto a su amiga María Heredia Simón y su sobrino y representante José Arturo.

El local ha resultado ser un muy buen negocio, ya que solo durante el primer ejercicio obtuvo unos ingresos cercanos a los 300.000 euros. Una cantidad nada desdeñable con la que ha conseguido un logro al alcance de pocos emprendedores: obtener beneficios en el primer ejercicio (lo habitual es conseguirlo a partir del tercer año), un número pequeño pero significativo que asciende a 592 euros. 

Cuando no está fundando nuevos negocios, Paz Padilla se dedica al mundo de la televisión y del espectáculo (a través del cual recibe el grueso de sus ingresos): su trabajo como presentadora titular de Sálvame diario, su papel interpretando a 'La Chusa' en La que se avecina, como jurado en Got Talent y como protagonista en la obra de teatro Desatadas. 

[Más información: El bar de Paz Padilla obtiene beneficios en su primer año de vida]